La Habana.- Con la entrada en vigor de las nuevas disposiciones, las personas jurídicas, tanto estatales cubanas como extranjeras radicadas en el país, podrán contratar productos y servicios a las formas de gestión no estatales y los pagos podrán realizarse en ambas monedas, según las regulaciones establecidas al respecto.