Viernes, 21 Abril 2017 07:50

Un modelo de polo productivo

Escrito por Juan Soto Cutiño
Un modelo de polo productivo Foto: Ángel Chimeno

En momentos en que la sequía pone de rodillas a muchas plantaciones y cuando el plátano burro y vianda apenas se dejan ver en placitas y mercados, lejos están los agricultores tuneros de colocarse las manos en la cabeza y mirar para el cielo en espera de que la naturaleza les eche una mano en tan difíciles circunstancias.

Vivo ejemplo de lo anterior, lo constituyen las emprendedoras faenas que acontecen en el polo productivo de nuevo tipo Melanio Ortiz. Allí vimos a trabajadores sembrando con el auxilio de pipas para mojar el lugar en el cual se deposita la semilla y el uso eficiente que se le da al agua todavía disponible para el regadío de unas 139 hectáreas de maíz, plátano vianda de la variedad Enano guantanamero, yuca, boniato y calabaza, entre otros cultivos.
Lo que más llamó la atención fue cuánto se hace en función de lograr, a corto y mediano plazos, la sostenibilidad de las producciones agropecuarias, mediante el fortalecimiento de la empresa socialista -en este caso la granja Rancho Alegre- y la creación de las condiciones mínimas indispensables para brindarles mejor atención a las diferentes fórmulas productivas y a los agricultores radicados en sus alrededores.
"Devolverle la vitalidad a esta vasta zona del municipio de Jobabo -Las Tablas, Cerrecito de Cayojo, Mejías, San Antonio y Ciruelito- que en su momento fue potencia en la producción de alimentos en Las Tunas, es el fin que perseguimos al convertir a 'Melanio Ortiz' en el embrión, en un modelo, de los polos que necesitamos para asegurar la presencia de productos del agro en la mesa durante la mayor parte del año", apuntó Omar Pérez López, delegado de la Agricultura en la provincia.
Lo novedoso de esta agrupación radica en que a partir de la entidad estatal -granja Rancho Alegre- se dirige todo el proceso técnico-productivo de las siete CCS, dos CPA e igual número de UBPC que lo integran. Es el centro de gestión del polo, donde radicará su dirección, la casa del técnico, almacenes, un taller de maquinaria, pista de combustible, tiendas para venta de insumos y semillas y una oficina bancaria. O sea, que se le acercará al labriego un grupo importante del servicio integral del sistema de la Agricultura.
A la par de este esfuerzo a favor de la producción, también se trabaja en el mejoramiento de las condiciones de vida de las cerca de 15 mil personas que conviven en las ocho comunidades agrícolas enclavadas en el polo de referencia. Dígase los viales, la recuperación de seis círculos socioculturales, naves y puntos de acopio, reparación y pintura de consultorios del Médico y la Enfermera de la Familia, bodegas y escuelas.
Todo esto, más la recuperación en Las Tablas de un sistema de regadío que beneficiará a 67 hectáreas -ya se probó-, la instalación de otro en la zona de Feijóo y la adquisición de varios recursos, se ha podido ejecutar con financiamiento otorgado por la Federación Internacional de Desarrollo Agrícola mediante el programa Prodecar.
De manera que la apertura del mayor polo productivo de Las Tunas, el cual abarca unas cuatro mil hectáreas, ha impactado positivamente en la población y sobre todo en trabajadores como José Rondón, quien, con orgullo expresa: "Ahora esto sí va en serio. Los obreros ya comienzan a regresar y muchos jóvenes están firmando contratos. Estamos muy contentos, vamos a lo que era antes 'Melanio Ortiz', un gran productor de vianda".

Visto 1069 veces Modificado por última vez en Viernes, 21 Abril 2017 08:20

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found