Miércoles, 01 Febrero 2017 21:01

Promueven quehacer de payasos terapéuticos

Escrito por Zucel de la Peña Mora
Promueven quehacer de payasos terapéuticos Fotos: Ángel Chimeno

Un grupo de 30 personas, en su mayoría profesionales de la Salud, se forman actualmente en Las Tunas como payasos terapéuticos, gracias al taller impartido por miembros de la prestigiosa compañía La Colmenita.

Interesado en el beneficio de los pacientes, la convocatoria la realizó el Minsap, específicamente la Dirección de Rehabilitación, y las profesoras desarrollarán cinco experiencias de este tipo en el país.
"Ahora culminamos la semana del curso básico intensivo, pero la formación continuará por otros dos meses, durante los cuales los alumnos tendrán que realizar semanalmente sus prácticas en el Pediátrico, el Hogar de Ancianos o el Centro Psicopedagógico.
"Tenemos la expectativa de formar en Las Tunas a un colectivo fuerte, de tiempo indeterminado, que sea capaz de crecer. Aquí hay una gran potencialidad, el grupo Teatro Tuyo, defensor del clown, cuyo acompañamiento puede resultar decisivo para que el equipo local sea el mejor de la Isla", explica a 26digital Aniet Venereo, líder de la iniciativa e instructora de La Colmenita.
payasoterapDe las clases lo primero fue que cada discípulo encontrara su payaso interior, a partir de las características individuales, para no parecerse a nadie. Esa construcción demora y se alimenta de las experiencias diarias. Entre el conocimiento restante estuvo comprender que a este personaje no le puede faltar sensibilidad, higiene, y las capacidades de asombro y de hacer contacto con los otros seres humanos.payasoterape
Pero... ¿por qué profesionales de batas blancas se aventuran a encontrar su propio ser de nariz roja?
"Básicamente trabajo con niños, ese es mi mundo. Soy fisioterapeuta y me atrajo la idea de unir la payasoterapia con la rehabilitación. Ha resultado una experiencia increíble, espectacular, me han enseñado cómo llegar a los pequeños que están pasando por situaciones difíciles, cómo alegrarlos en el momento de los ejercicios, cuando les causamos dolor. Me gusta poder ayudarlos más.
"La vestimenta de payaso nos acerca a ellos, nos hace menos agresivos ante sus ojos y podemos volvernos amigos más rápido, apoyarlos en el proceso de sus enfermedades y los temores que vienen aparejados. Siento que ahora estoy completo, encontré lo mío", confiesa el joven Carlos Alberto Ríos Martínez. Vive en Delicias, Puerto Padre, labora en el policlínico Rafael Izquierdo.
La psicóloga Danays Remedios Viera se graduó hace cinco años. Dice que le era difícil imaginarse de zapatos grandes, traje multicolor y accesorios exuberantes, pero pensándolo mejor, "entendí que me iba a aportar herramientas para poder atrapar la atención de los niños. A veces se complica llegar a ellos.
"Trabajo en el policlínico Manuel (Piti) Fajardo y nos relacionamos con las casas de Niños sin Amparo Familiar y de Abuelos, y los centros Renal y de Diabéticos. En todos puedo probarme.
"Es un medio efectivo para romper la barrera que impone la bata blanca, con su porte de seriedad; y una vez abajo "el muro", llegar más rápido al corazón del paciente y emplear todo el arsenal psicológico".
Uno de los objetivos de los talleres es animar la manifestación en el Oriente del país, donde ya Santiago de Cuba se alza como un referente. En el curso impartido en Las Tunas participaron tres estudiantes de Guantánamo y Holguín, además de varios instructores de arte.
La labor de los payasos terapéuticos se basa en los probados efectos positivos de la risa, que ayuda a liberar el estrés y mejora el estado de los enfermos. En Cuba ya existe una red de estos singulares personajes, con destaque para La Habana, Santa Clara y Santiago. La Colmenita posee uno de los núcleos más fuertes

Visto 1326 veces Modificado por última vez en Martes, 14 Febrero 2017 21:08

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found