bruno

La Habana.- El canciller de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, calificó hoy de ofensiva para América Latina y el Caribe la imposición por Estados Unidos de un candidato para encabezar el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La imposición por Estados Unidos de un empleado del sector más reaccionario de la política anticubana en el BID es un peligro y ofensa para nuestros pueblos, afirmó el ministro de Relaciones Exteriores en su cuenta de Twitter.

Es difícil encontrar a alguien menos indicado, añadió Rodríguez Parrilla al referirse -sin mencionarlo- a Mauricio Clever-Carone, quien se convirtió la víspera en el presidente de la entidad financiera hemisférica en sustitución del colombiano Luis Alberto Moreno, un hecho que se hará efectivo el primero de octubre.

Rodríguez Parrilla aseguró que la presencia del cubanoamericano dividirá la región intentando imponer una agenda de dominación y la Doctrina Monroe (1823).

Aunque no está escrito, desde su fundación hace 61 años la institución elegía un latinoamericano para presidente y el vicepresidente era norteamericano.

Refiere la agencia de noticias Prensa Latina que con la nominación por el presidente estadounidense, Donald Trump, de su asesor especial para América Latina se rompió la tradición en ese Banco, cuya asistencia financiera sería un pivote para tratar de superar la crisis pospandemia en Latinoamérica.

Escribir un comentario