Imprimir
Visto: 1330

libreta abasteci

La Habana.- Directivos del Ministerio de Comercio Interior (Mincin) anunciaron hoy, en esta capital, que hasta el 31 de diciembre del 2022 se prorroga la validez de las libretas de abastecimiento otorgadas a núcleos familiares constituidos de manera excepcional en todo el país, ante las limitaciones de movilidad por la Covid-19.

En conferencia de prensa, Francisco Silva Herrera, director general de Ventas de Mercancías del referido organismo, informó también que el 30 de noviembre cierra la emisión de nuevos autorizos por esa causa, máxime cuando en diciembre las Oficinas del Registro de Consumidores (Oficoda) centrarán su labor en la revisión de la libreta correspondiente al venidero año con vistas a su entrega en las bodegas.

Con ello el funcionario dejó bien claro que este importante documento se mantendrá, pues constituye un mecanismo eficaz para lograr la distribución equitativa de alimentos y otros productos, incluso, no solo los de la canasta familiar normada, sino algunos cuyas ofertas es controlada, como ha ocurrido en medio de la actual coyuntura de significativas escaseces por el impacto de la pandemia y del recrudecido del bloqueo norteamericano.

Desde que el 19 de julio comenzó a implementarse la Resolución 96/2021, de la ministra de Comercio Interior y referida al otorgamiento excepcional de nuevas libretas de abastecimiento, en las Oficodas se han atendido 87 mil 132 solicitudes y fueron aprobadas o habilitadas 66 mil 146, además de que 18 mil 298 consumidores se incorporaron a núcleos ya creados.

La medida ha tenido una gran acogida en la población, especialmente en las personas con derecho a la misma: las que no tenían dirección actualizada en la provincia donde residían y recibían la canasta familiar normada por el lugar de origen; las que no contaban con el certificado de habitable de la vivienda donde residían, y aquellos ciudadanos que nunca antes habían sido censados o repatriados.

Tanto Silva Herrera como Marpessa Portal de Villiers, subdirectora general de Ventas de Mercancías, ofrecieron datos que ilustran la paulatina disminución de esos casos, y por consiguiente, ahora en la nueva normalidad en que se ha restablecido la movilidad entre los territorios, ya no resulta necesario mantener en vigor esa disposición.

Recordaron que con vistas a recibir la libreta de abastecimiento del 2022 los consumidores deberán actualizar sus datos, y aquellos que en el transcurso de ese año, por ejemplo, legalicen su vivienda, entonces transitarán a la condición de núcleo normal.

A raíz de la implementación de la temporal medida, las mayores cantidades de solicitudes (movimiento de altas) se concentraron en los territorios de La Habana, Matanzas, Artemisa y Mayabeque, y en municipios cabeceras de las provincias.

También los directivos del Mincin adelantaron que se trabaja por informatizar las Oficinas de Registro de Consumidores, en las que se crea la necesaria base de datos; aclararon que en diciembre continuarán atendiendo los habituales trámites de la población, solo que ya no aprobarán la creación de nuevos núcleos excepcionales.