Imprimir
Visto: 918

cuba 175

La Habana.- Un seminario académico reunió hoy a representantes de China y Cuba para conmemorar el aniversario 175 de la llegada de los primeros ciudadanos del gigante asiático a la Isla y destacar su aporte a la identidad nacional.

La actividad sesionó de manera presencial y virtual, transcurrió por paneles, incluyó ponencias desde Beijing, La Habana y Guangzhou, así como la presentación de videos sobre la presencia china en la nación antillana.

Durante su apertura, el investigador Ruvisley González resaltó que desde un inicio los culíes se integraron progresivamente a la sociedad cubana, contribuyeron al patrimonio del país con aspectos culturales propios y fueron una fuerza importante en las luchas por la independencia nacional.

El embajador de la Isla aquí, Carlos Miguel Pereira, resaltó que la fecha marca el inicio de los fuertes lazos de amistad entre ambas naciones y estampa la positiva influencia de los chinos en el diverso panorama cultural cubano desde aspectos como el idioma, la culinaria, la manera de trabajar y vivir.

“Luego de más de seis décadas de relaciones diplomáticas y 175 años de intercambios entre ambos pueblos, los vínculos cubano-chinos están marcados hoy por numerosas afinidades y consensos, y por el reto común de construir el socialismo, partiendo de las condiciones y realidades nacionales de cada país”, acotó.

Pereira añadió que el excelente estado de los lazos bilaterales se expresa mediante el amplio y sostenido intercambio entre los máximos dirigentes partidistas y de gobierno, en aras de compartir ideas, opiniones y experiencias.

Mientras, el subdirector general del Departamento de América y Oceanía de la Asociación de Amistad del Pueblo Chino con el Extranjero, Ji Wei, consideró que la conmemoración ilustra la importancia para el Gobierno cubano de un evento que estableció la base sólida de la fraternidad de los dos estados socialistas.

El seminario concluyó con la presentación de las oportunidades y ventajas para la inversión extranjera en seis proyectos con impacto en el desarrollo local del Barrio Chino de La Habana.

Una funcionaria de la embajada explicó que las propuestas abarcan los sectores de la agroindustria, el comercio, el turismo, los servicios profesionales y la industria, y sus montos de inversión van desde un millón hasta los 10 millones de dólares.