Viernes, 09 Febrero 2018 07:29

¿Cómo se levanta una casa de mampuesto?

Escrito por Leidys María Labrador Herrera
Las viviendas en fase de terminación ya muestran estética y confort. Las viviendas en fase de terminación ya muestran estética y confort. Foto de la autora

Manatí, Las Tunas.- Resultado de un movimiento popular que dignificó las condiciones de vida de cientos de familias tuneras, renace hoy con fuerza y se consolida como una alternativa viable y sostenible en materia de recursos

Fue en noviembre cuando iniciaron las labores para impulsar en Los Eucaliptos un polo de viviendas. Solo tres meses han transcurrido y ya se materalizan sueños y esperanzas. Reynaldo Martínez Toranzo, propietario de uno de los hogares que se alza allí, lo dice con toda seguridad: "esta iniciativa del mampuesto es una bendición para las personas humildes como yo".

"Mampuesto", ahí está la clave. Lo que fue resultado de un movimiento popular que dignificó las condiciones de vida de cientos de familias tuneras, y que en algún momento quedó detenido en el tiempo, renace hoy con fuerza y se consolida como una alternativa viable y sostenible en materia de recursos.

No es esta la única solución que hoy se impulsa en Las Tunas para responder a las problemáticas de la vivienda. Sin embargo, la existencia de un polo similar al manatiense en cada municipio, habla del lugar priorizado que tiene esta técnica constructiva en la estrategia de la provincia para dar respuesta a quienes, por la furia de vientos huracanados o situaciones complejas de la vida, necesitan un nuevo hogar.

PENETRANDO LOS MUROS

A lo largo y ancho del territorio pueden encontrarse viviendas elaboradas con esta técnica, que se acercan a los 30 años de antigüedad. No obstante, otras no corrieron la misma suerte. Profundizar en esta alternativa constructiva, en sus normas y proporciones, puede aclarar esta diferencia.

"El mampuesto consiste en la colocación de las llamadas piedras de potrero (irregular, porosa, agrietada para que absorba la mezcla), con cocoa (arcilla natural, compuesta esencialmente por sulfatos y calcio, con propiedades especiales para la construcción). Esa cocoa reacciona a un proceso de humedad y luego se endurece. Al mezclarla con cemento y arena usted logra un producto resistente que, en este caso, funge como junta entre piedras para formar el muro, después de haber hecho un esqueleto con bloques. Es decir, que la carga la va a soportar ese esqueleto de bloques. Lo otro solo cubre espacio. Además, estamos hablando de cubiertas ligeras como es el caso de fibro o zinc".

Así definió esta técnica José Borrero González, director de la Unidad Empresarial de Base de Mantenimiento Constructivo en Manatí, quien explicó además que, solo en la localidad, existen más de ocho yacimientos de cocoa, de diferentes cualidades y por lo tanto, utilidades variadas, que no se limitan a los muros, sino que se emplean para el repello gordo o fino y la colocación de pisos.

"Estas son viviendas confortables. Su durabilidad no depende en absoluto de la utilización del mampuesto como alternativa, sino de que se cumplan las normas técnicas y se utilicen los recursos en las proporciones requeridas. Una parte de cemento admite hasta 16 partes entre arena y cocoa. Ahora, si usted se pasa de esa proporción ya está violando una norma esencial y, por lo tanto, atentando contra la calidad".

El experimentado jefe de brigada José Antonio Rodríguez Velázquez explicó a Granma que, con todo el recurso, una casa de mampuesto se termina entre diez o 15 días. "Y si se hace bien, con la calidad que lleva, es igual que si fuera de bloques completa, o de ladrillos.

"El ahorro de recursos es otra ventaja. Una vivienda tradicional lleva 1 200 bloques y en estas se ahorran 350. Cuenta con dos habitaciones, baño, pasillo, sala comedor, portal, cocina y terraza. En el caso del baño se hace con plaquetas y viguetas, eso lo convierte en el lugar más seguro de la casa, donde puede refugiarse la familia en caso de un huracán".

UNA CONCEPCIÓN QUE PARTE DEL ESFUERZO COLECTIVO

Mantenimiento constructivo como patrocinador, la participación de la mayoría de las entidades de subordinación local y de los propietarios de las viviendas, es lo que da a esta alternativa el nombre de movimiento popular. Tal es así, que cada casa es apadrinada por un determinado organismo, lo que ayuda a enfrentar dificultades como la carencia de medios de transporte, de mano de obra y personal calificado.

Por ejemplo, las formas productivas fungen como suministradoras de la piedra. De esa manera contribuyen al avance del polo, al tiempo que eliminan obstáculos de sus potreros y áreas de siembra.

No obstante, las palabras de Yamilet Borrero Labrada, vicepresidenta del Consejo de la Administración Municipal que atiende los programas de la construcción, ofrecen otras aristas de la estrategia:

"Partimos de estudios y análisis que no se concentran solo en la cabecera municipal, conocemos también la situación existente en áreas rurales y es por eso que hemos involucrado a todas nuestras estructuras, partiendo desde los consejos populares. Tenemos que seguir intencionando el movimiento popular, por eso es que cada proyecto tiene un patrocinador, este de Los Eucaliptos por ejemplo, es patrocinado por la UEB de Mantenimiento Constructivo, pero tenemos la cooperación y apadrinamiento de otros organismos".

El subdirector de Vivienda en Manatí, Erlán Páez Moreno, apuntó a este medio de prensa que en el municipio, "alrededor de 2 588 hogares están en mal estado. Los planes que teníamos de construcción eran muy bajos en relación con esa cifra.

El año pasado, por ejemplo, teníamos un plan de 23, logramos hacer 27, pero de todas maneras resulta insuficiente.

Tenemos todavía 660 casos pendientes del huracán Ike, a los que se suman 31 derrumbes de Irma. Por ese motivo, este año se nos dio la posibilidad de un plan más abarcador de 112 viviendas, pero con este movimiento popular y el ahorro de recursos que implica la técnica del mampuesto, esperamos llegar hasta 184.

"En este polo la idea, en primera instancia, es un total de 30 viviendas y en un futuro aumentar hasta 70. Haciendo una proyección hasta el 2027, con un ritmo de 184 viviendas por año, podemos llegar a la cifra total de personas cuyos hogares se encuentran hoy en mal estado, con prioridad para los afectados por fenómenos naturales".

UNA CASA QUE SE ALZA DESDE CIMIENTOS LOCALES

Al principio muchos miraron el proyecto con escepticismo. Sin embargo, el sacrificio de todos los implicados, el trabajo desde horas tempranas hasta el oscurecer, y el crecimiento acelerado de las viviendas promovieron un cambio en los estados de opinión, al punto de que hoy muchos solicitan la asignación de una "casita de mampuesto".

Esto no se trata de magia, sino de otro principio que defiende el país: avanzar con recursos locales. Cocoa, arena, piedras, losas de piso, viguetas, plaquetas y elementos de muro, existen o se producen en el propio municipio por lo que los componentes que responden a un balance nacional comienzan a ser imprescindibles cuando la vivienda llega a su fase de terminación.

Al parecer y para beneplácito de muchos, el mampuesto volvió para quedarse. Así, personas como María Elvis Vidal, "la santiaguera", quien será muy pronto residente del polo, pueden exclamar con alegría: "aquí hacemos de todo, ayudamos hasta a batir la mezcla, pero el resultado final es una casa en la que las familias podremos vivir mucho mejor y sobre todo mis niñas ya no volverán a preocuparse cuando llueva".

Tal vez por estos días alguien se inspire y volvamos a escuchar letras como la de una guaracha que una vez dedicó un cantor tunero a esta iniciativa: "la cocoa te espera, no quiero bohío en la carretera".

PROPORCIONES DE ACUERDO CON EL USO DE LA COCOA

- Revestimiento (repello gordo o fino): una parte de cemento, cinco de arena y tres de cocoa.

- Colocación de piso: una parte de cemento, seis de arena y cuatro de cocoa.

- Muro (junto con la piedra): una parte de cemento, dos partes de arena y cuatro de cocoa.

- Nota: Estas son las medidas más utilizadas por los albañiles especializados que trabajan en el polo; pueden variar sin exceder jamás la proporción máxima planteada en el texto.

Visto 2463 veces Modificado por última vez en Viernes, 09 Febrero 2018 09:40

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found