Imprimir
Visto: 842

anapistas medalla

Las Tunas.- Intensas jornadas de trabajo protagonizan por estos días cerca de 12 mil miembros de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP) en la provincia de Las Tunas, para impulsar la siembra, limpia y cosecha de cultivos varios en las cooperativas de producción agropecuaria y en las áreas comunes de las cooperativas de créditos y servicios.

Esas acciones responden a un amplio plan de actividades organizadas en todos los municipios para homenajear el aniversario 63 del Congreso Campesino en Armas, celebrado el 21 de septiembre de 1958 en la zona de Soledad de Mayarí y presidido por el entonces Comandante del Ejército Rebelde Raúl Castro Ruz.

La conmemoración también incluye la entrega de los sellos José Ramírez Cruz y 60 Aniversario de la ANAP, según Michel Peña Infante, miembro del Buró Provincial de la organización, quien precisó que se reconocerá a fundadores y trabajadores destacados, además de otras personas.

“Es interés de la ANAP destacar el quehacer abnegado de los profesionales de Salud durante más de 18 meses de enfrentamiento a la enfermedad Covid-19, con un constante desafío a la muerte. De igual modo, pretendemos dignificar a varios campesinos que han dado su aporte desinteresado, cumpliendo la prédica de Fidel de compartir lo que tienen, no lo que les sobra.

“También daremos atención a los centros de aislamiento para esos pacientes, a los que se prevé donar más de 50 toneladas de viandas, hortalizas y otros productos, incluyendo carne de res. Sabemos que no es todo lo que se necesita, pero es una ayuda que se da con mucha voluntad”.

anapista donacion sangreCompletan las acciones de estos días el embellecimiento de los locales en las diferentes unidades, la actualización de las vallas identificativas, las donaciones de sangre y las actividades cotidianas en las fincas y las entidades productivas, donde se garantiza cerca del 80 por ciento de los alimentos de la población.

“Esa es nuestra principal misión y la cumpliremos. No me canso de decir que hoy la parte rural de cada municipio es una importante zona de batalla; no roja, como la de los médicos, sino verde para aportar comida y, de paso, aliviar el férreo bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

“En el campo es decisivo que cada campesino explote al máximo la tierra para producir más comida, con iniciativas y aplicando la ciencia y la técnica, una de las demandas de aquel Congreso de 1958, cuyas ideas se concretaron con el triunfo de la Revolución y luego, con la Primera Ley de Reforma Agraria”.