Domingo, 16 Junio 2019 08:04

Padre también es solo uno (+tuits)

Escrito por Elena Diego Parra
Padre también es solo uno (+tuits) Foto: Internet.

Las Tunas.- Los de mi generación hemos crecido escuchando a buena parte de la sociedad decir que "padre es cualquiera, pero madre solo hay una". Resulta cierto que hoy es tristemente común ver a niños de parejas separadas creciendo casi de manera exclusiva con su mamá, con visitas paternales que se reducen solo a los fines de semana o las fechas festivas. El progenitor se convierte entonces en una especie de "padre a medio tiempo" o "padre ausente".

Pero sin quitarle mérito al refrán, digo que papá también puede ser único, irrepetible y pienso en aquellos que están siempre presentes. Incluso, si no comparten el calor del mismo hogar, comparten el calor del corazón, pues entienden el valor de su influencia, el rol indispensable que deben jugar en el andar de sus retoños y que el mejor legado es dedicarles unas horas cada día.

No son pocos los que disfrutan de la paternidad desde la emoción de un test que da positivo, desde el ultrasonido que anuncia que será una niña; desde la alegría de las primeras cucharaditas y sabanitas para acurrucarla. Son muchos los que sueñan el futuro de su hijo, el color del pelo, de los ojos, el carácter y sienten asombrados, desde afuera, las pataditas, los movimientos, los latidos. Y los vemos tocar la barriguita como piedra preciosa, intentando desentrañar el hermoso misterio que se gesta dentro, y lo piensan e imaginan y se enorgullecen de ese valioso vientre que da vida a su mayor felicidad.

Padre es aquel que nunca necesita muchas palabras para expresar lo que siente; es aquel que comete errores, como cualquier persona, pero esos le dejan cicatrices de vida que le ayudan a ser más sabio y a tomarse el mundo con más calma. Así, cuando te mira, levanta la ceja y sonríe, sabes que todo estará bien. Es aquel que te exige ser responsable, buscar tus propias soluciones; que te insiste, confía y te "deja hacer" para que adquieras habilidades y encuentres tu propio camino.

Hay tantas historias de padres como hijos hay en el mundo. Están los que como fieras protegen y escoltan firmes a todas partes, aun cuando "la niña" ya es una mujer con familia incluida. Existen los que andan lejos, y no por desamor, sino porque se fueron a saldar el compromiso de ayudar a otros más desposeídos. A algunos, por diversas causas, les aguarda el desconcierto, decidieron aventurarse por mejorar su economía y desde las migraciones añoran el reencuentro para así romper el frío velo de la distancia.

Porque el tiempo es implacable hay muchos que ya no están físicamente. Como en un susurro, los suyos acuden ante su tumba, o ante el retrato de la mesita de noche, o ante el puñado de recuerdos para intentar traspasar el silencio infinito, para decirle cuánto hiere su ausencia, cuánto se le extraña, cuánto se le necesita; cuántos deseos palpitan de reclinar la cabeza en su hombro.

No hay padres perfectos, ni eternos. Pero, ¿sabes?, no importa, porque lo que realmente trasciende a los años y la vida es la bitácora que dibujamos cada día, paso a paso, momento a momento. No se pueden borrar las sonrisas, los abrazos, las veces que caíste y te ayudó a levantarte; o la mirada satisfecha cuando sabía que estabas feliz porque lograste vencer un reto nuevo.

Tampoco olvidarás cuando volteaban al unísono para compartir pensamientos con tan solo un guiño o cómo sus perfectos sueños jóvenes se convirtieron luego en un desorden de juguetes tirados por el suelo, camisas con manchas de papilla y ojeras capaces de retar hasta los mejores correctores. Por eso... padre, también puede ser solo uno.

Visto 1101 veces Modificado por última vez en Domingo, 16 Junio 2019 12:36

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found