El pontífice ha cambiado la doctrina de la Iglesia al respecto, afirmando que la pena capital "atenta" contra la dignidad humana.

Publicado en Del Mundo