La guerra de cuarta generación impulsada desde Estados Unidos en alianza con políticos y empresarios de derecha que buscan desmontar los logros de los gobiernos y movimientos progresistas y de izquierda en esta región del mundo, obliga a América Latina y el Caribe a reevaluar antiguas estrategias imperialistas que no han perdido vigencia

Publicado en Del Mundo