Imprimir esta página
Domingo, 22 Octubre 2017 06:07

El barrio destila amor por los Leñadores

Escrito por Graciela Guerrero Garay
  • tamaño de la fuente disminuir el tamaño de la fuente aumentar tamaño de la fuente
  • No comment
El barrio destila amor por los Leñadores Yusely Barea

Las Tunas.- La admiración y el cariño volaron alto entre los vecinos durante el sencillo, pero emocionado homenaje que allí, en los bajos de su apartamento, le hicieron al hombre tal vez más nombrado por los tuneros en los últimos meses: Pablo Alberto Civil, el mentor de los Leñadores de Las Tunas, sublíderes en esta 57 Serie Nacional de Béisbol.

El Comité de Defensa de la Revolución (CDR) número 3 de la Zona 268 y el Consejo Popular 18, al que pertenece, compartieron el sano orgullo del barrio de tener a quien, por sus cualidades humanas y la gigante labor desarrollada en esta temporada del deporte más arraigado en Cuba, supo sacar del silencio al equipo y llevarlo a clasificar para la élite del Campeonato.
Hubo lágrimas, risas, aplausos, fotos, palabras de respeto y ese sentimiento tan nuestro que une multitudes "en las verdes y en las maduras". Se supo, por el propio Pablo, que los muchachos de la cuadra -con quienes suele Civil hablar y aconsejar cada tarde de regreso al trabajo-, le pasaban mensajes a su celular dándole fuerzas y aliento, más cuando las 14 derrotas que tuvieron le partían el alma, tanto como a la afición.
Hermosas igual resultaron sus anécdotas sobre cómo muchos vecinos acompañaron a su esposa cada noche de juego y lo esperaban despierto, en las breves visitas que hizo a casa entre un choque y otro. O cómo el trabajo en equipo, la disposición de vencer-vencer, el compromiso con el pueblo, fue la esencia de las 30 victorias que los llevaron a la cumbre.
Amores de barrio, en abrazos y apretones de mano, en confianza. Un acto-homenaje que destiló pasión por el deporte de las bolas y los strike. Un Pablo Alberto Civil que recogió en unas horas el aprecio que ganó, desde el día en que formó parte de los inquilinos del Edificio 39 de la avenida Primero de Enero, en esta ciudad. Y más ahora que es Leñador Mayor, y le abriga el sueño del terruño: que Las Tunas sea el campeón.
Él, desde la modestia de su grandeza y entrega, dice que sí, que sí pueden sus muchachos traer a casa esta enorme alegría y añoranza pendiente, aunque les espera un trabajo complejo y redoblar todo lo hecho hasta hoy. Leonor Báez, la presidenta del CDR, resumió el sentir de la comunidad: "Honor a quien honor merece, es un ejemplar cederista y vecino. Todos estamos muy orgullosos".
Y esa canción que ya es himno, Cabalgando con Fidel y la poesía de una pionera sobre José Martí, al inicio de la modesta cita, fue cómplice del amor que destila el barrio... el amor que une y multiplica, cubanísimos, cuando el triunfo o las derrotas se sienten más allá de cada historia individual y se convierten en pueblo. Y la pelota, los Leñadores, es decir Las Tunas, tuneros, Cuba.

Visto 2801 veces Modificado por última vez en Domingo, 22 Octubre 2017 09:25

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found