Sábado, 13 Enero 2018 01:35

Semifinal Las Tunas-Industriales: Terremoto tunero en la capital

Escrito por Dubler R. Vázquez Colomé
Andrés Quiala, un seguro de vida a la defensa y ahora desbordado a la ofensiva. Andrés Quiala, un seguro de vida a la defensa y ahora desbordado a la ofensiva. Foto: István Ojeda Bello

La Habana.- Con dos innings mágicos que pusieron fin a una larguísima travesía por el desierto, los Leñadores de Las Tunas consiguieron este viernes tomar finalmente el estadio Latinoamericano, concretar su segunda remontada y derrotar 6x3 a los Leones de Industriales para igualar a dos triunfos por bando la semifinal de la 57 Serie Nacional de Béisbol.

El juego 4 del play off fue un choque con dos caras opuestas: la que por 7,0 entradas representó la impotencia de los bateadores tuneros; y la de un tramo final de locura, en el que los de Pablo Alberto Civil vinieron de debajo de manera espectacular con seis carreras lapidarias, ante el silencio de sepulcro que congeló a la catedral azul, hasta ese momento una verdadera casa de fiestas.

Fue, además, un partido de certezas. Quedó científicamente demostrado que alguna maldición persigue a Freddy Asiel Álvarez y le impide ganar a sus equipos los días en los que escala al box; que sucede todo lo contrario con Yoelkis Cruz, no importa si debe irse antes de tiempo sin poder hacerse justicia; y que Dánel Castro es el pelotero más corajudo que se ha visto por aquí en mucho tiempo.

Pero cuando comenzó el encuentro, en un escenario sin el glamour y el lleno completo de la noche del viernes, nada permitía presagiar semejante desenlace. Porque aun así, el Coloso del Cerro albergó a unos 40 mil fanáticos y comenzó de inmediato a meter toneladas de presión sobre el elenco visitante.

Apenas iniciado el choque y ya planeaba sobre el Latino el fantasma de los primeros capítulos, muy sufridos por el equipo tunero en lo que va de semifinal. Yoelkis Cruz le pegó un fuerte pelotazo a Orlando Acebey que a la postre lo sacaría del juego, y Alexánder Malleta conectó cañonazo al center para dejar la mesa servida.

El comensal fue nada menos que Yordanis Samón, el hombre grande del juego del jueves, autor de seis remolques en solo cinco turnos al bate durante la postemporada. En definitiva, el bombardero azul se fue en elevado al bosque derecho y la historia de días anteriores comenzó a cambiar con el cero inicial de Cruz.
freddy aciel alvarez

De los temibles Leñadores no hubo noticias hasta el tercer episodio, cuando Alexánder Ayala rompió el paso perfecto de Freddy Asiel Álvarez con cohete al izquierdo. Sin embargo, algunos astros parecían haberse alineado en favor del equipo de Víctor Mesa, porque de inmediato un rodado de Yordanis Alarcón con clara etiqueta de jit encontró al camarero azul en movimiento hacia la segunda almohadilla para defender la jugada de corrido-bateo y se convirtió en doble play.

Los sencillos consecutivos de Andrés Quiala y Yuniesky Larduet quedaron después en mera anécdota estadística, pues Jorge Yhonson cedió el tercer out y Las Tunas volvió a desaprovechar una gran oportunidad de marcar carreras, como había sucedido la noche anterior.

De inmediato, la fortuna volvió a mostrar su rostro únicamente azul. Con dos outs y bases limpias, un roletazo inofensivo de Osmel Cordero se arrastró a última hora e impidió que el torpedero Ayala cerrara el inning. Después, algo que se iba asemejando mucho a lo inevitable: incogible de Torriente y dobletes consecutivos de Malleta y Samón que remolcaron tres y sacaron del box a Yoelkis.

En su lugar fue llamado otra vez el zurdo Yudiel Rodríguez, quien llegó al montículo con la compleja misión de contener a los Leones en tanto se prolongara el dramático apagón ofensivo de los Leñadores.
yudiel rodriguez

Mientras el relevista tunero cumplía su cometido y Freddy Asiel continuaba intratable, la lluvia hizo acto de presencia. El choque se detuvo por casi una hora y los más apasionados seguidores verdirrojos se aferraban a la mística, apostando a que el agua cambiara de algún modo el sino del juego.

La realidad, en cambio, se mostraba aparentemente distinta. El abridor azul pareció no acusar la inactividad y regresó como mismo se había ido: centrado en su labor, dibujando las esquinas, rememorando tiempos más felices, en los que fue considerado el mejor lanzador de Cuba. Freddy Asiel Álvarez cumplió con creces su rol de primer abridor, de líder del staff capitalino, y abandonó la lomita solo a la altura del octavo, cuando Larduet le abrió con cohete al izquierdo.

Detrás dejó el villaclareño siete escones y ese fue el legado que recibió el internacional Vladimir García cuando entró a lanzar. Sin embargo, el avileño inició con boleto a Yhonson y después permitió sencillo impulsor de Dánel Castro. El imparable del tercer bate tunero puso fin a una racha de 21 entradas sin pisar la goma y abrió el sendero que desembocaría en la victoria.

Aunque Yosvani Alarcón y Rafael Viñales volvieron a fallar a la hora buena, el rodado por la inicial de este último empujó la segunda anotación del encuentro y llevó a segunda base, en las piernas de Dánel, la carrera del empate. Allí quedó, no obstante, la esperanza visitante, pues Ayala cedió el tercer out y redujo a una sola entrada las posibilidades tuneras.

Llegó entonces la hora señalada, el probable último chance de los Leñadores, el momento justo en que el equipo más atractivo de toda la temporada encaraba su destino. Y apareció entonces el emergente Leonis Figueredo, quien se había pasado medio juego pidiendo una oportunidad. Su doblete al bosque derecho encendió la chispa de una entrada enorme, en la que los Leñadores marcaron cuarto y provocaron una hemorragia de lanzadores azules.

leonis figueredo

En medio del despertar de las hachas, algunas confirmaciones. La primera, el tremendo estado de forma de Andrés Quiala, autor del sencillo que remolcó el empate y que lo deja bateando de 15-9, con increíble promedio ofensivo de 600 y cinco carreras remolcadas.

Después, un clásico de la pelota cubana de estos tiempos: Dánel Castro impulsando la ventaja para su equipo y acentuando la temeridad de Víctor Mesa, quien apostó por bolear a Jorge Yhonson para trabajar al tercer bate tunero en el instante decisivo de la noche.

Incluso, hubo tiempo para el morbo, cuando Yosvani Alarcón impulsó la quinta carrera de su equipo con un sencillo al jardín central frente a los envíos del relevista Alexánder Rodríguez, con quien protagonizó aquel altercado que le costó una larga sanción durante la temporada pasada.

Todavía quedó espacio para que Yúnior Paumier se desquitara de una noche gris y empujara la sexta y última anotación de los Leñadores, que estaban ya en manos del mejor relevista del país, el cerrador José Ángel García. El artemiseño completó 2,0 entradas de labor con apenas un boleto concedido y sumó su segundo salvamento de la serie semifinal ante los Leones.
victoria las tunasvsindustriales

La victoria tunera asegura que el play off regrese al Balcón de Oriente el próximo martes y centra todas las miradas en el juego 5, que comenzará a las 4:00 de la tarde de este sábado en el parque Latinoamericano, ahora mismo epicentro de ese verdadero terremoto que es la pelota cubana.

Visto 1879 veces Modificado por última vez en Sábado, 13 Enero 2018 15:37

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - victorTv

    Preguntele al director de las Tunas, porque no pone al holguinero y al surde Menendez solo es Yoelkis porque el le gusta ver como sufre el pueblo tunero con sus desiciones

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - darielsc

    Es triste como los leñadores se han desmoronado asi de esa manera sin 4 bate solo por decir eso pero faltan mas que solo un 4 bate

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Yanely

    Ojala eres vello

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Yanely

    Guiala para mi es un buen jugador

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Andres guiala

    Eres un buen jugador

    Like 0 Short URL:
  • Invitado - Andes guiala

    Eres vello

    Like 0 Short URL: