marti8

Las Tunas.- Una abeja revoloteaba entre los cactus florecidos de la Plaza Martiana cuando llegamos al homenaje al Maestro.

Porque, en el año del aniversario 129 de la muerte de José Martí, la vida se empeña en estar cerca de los espacios que marcan su presencia entre nosotros, especialmente los sitios que lo hacen con la sencillez de lo cotidiano.

marti9Allí arribamos esperando que la luz del sol le diera en la frente al Apóstol alrededor de las 2:30 pm, la hora en la que se presume fue su caída en Dos Ríos. Y, a pesar de una nube caprichosa que pretendió aguar el momento, se alcanzó a iluminar en pleno la imagen del hombre bueno, que hizo del sacrificio su credo y nos enseñó a escoger entre el yugo y la estrella.

Flores pusieron a sus pies apasionados estudiosos de su obra y las principales autoridades políticas y gubernamentales de la provincia, que ya lo habían hecho en la mañana; las observaron a sabiendas de que, en esas, también estaba el abrazo de muchos tuneros.

Se dedicaron minutos a la danza, la poesía, la música y se entregaron los premios Abdala, que otorga cada año por estas fechas el Movimiento Juvenil Martiano (MJM). Esta vez fueron a manos de la especialista de la Plaza Martiana, Mary Elsa Marrero Mendoza, y del joven de Jobabo, Leosbanys Aguilera; ambos ratificaron el compromiso de ser útiles que, aseguraron a esta reportera, es también aprendizaje venido de Martí.

marti10

La Banda Provincial de Concierto acompañó el homenaje y jóvenes la atendieron especialmente marcados por el sol; y hasta confesaron, entre sonrisas, que venían directo de Dos Ríos, porque allá se fueron, en plena madrugada, para estar cerca del sitio que marcó el último aliento del hombre que es la vida toda y, por fortuna, nos alcanza.

Se escuchó la voz del profesor universitario Yury García Fatela. Leyó alto, determinado, un texto en el que se entrelazaba lo martiano con la propia visión que de él nos llega. Y lo escuchamos ahondar en por qué no es, la suya, palabra para analizar de forma aislada y que todavía falta mucho para develar ese misterio que nos acompaña.

Por supuesto que hizo alusión al valor del sacrificio, al amor sin espejismos, la necesidad de decir lo que se piensa siempre, para ser honrado; y también al desinterés a ultranza del muchacho que se volvió líder e hizo creer, a los grandes de otras guerras, en el camino imperioso de la libertad.

marti6
marti1
marti12

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Código de seguridad
Refescar