Martes, 05 Junio 2018 12:39

En armonía con la naturaleza

Escrito por Yuset Puig Pupo
En armonía con la naturaleza Foto: ReyLópez.

Las Tunas.- De camino a casa, Greta va con los ojos encendidos por la emoción. Ambas manecitas sujetan con fuerza la bolsita de tierra que de vez en vez se pega sin querer en el pecho, la blusa del uniforme la delata. No obstante, ella avanza feliz y mira de reojo la planta que apenas se asoma. Su maestra le contó que ese retoño se convertirá en un árbol muy grande y le dará vida al planeta.

Es el abuelo quien le ayuda a sembrar el framboyán en el patio, justo en una esquina donde se mezcla un poco de sol y sombra. Greta se ensucia las manos, pero ese sencillo ritual, que ella no advierte del todo, materializa la lección de su maestra, que vivir en armonía con la naturaleza debe ser una filosofía de vida, un hábito, sin límites de edad.
Raúl agarra sus crayolas y comienza a dibujar una playa. Se concentra en el fondo marino. Colorea peces, algas, un barco encallado y un niño buzo que recoge botellas de plástico, bolsas de nailon,  zapatos y muchos otros desechos. Se lleva las manos al rostro y se siente un artista, seguramente el primer premio del concurso es suyo. Guarda con mucho cuidado su obra de arte.
En saludo al Día Internacional del Medio Ambiente muchos proyectos escolares se encaminan a abordar la temática de la necesidad de preservar el entorno. Como Greta y Raúl otros pequeños protagonizan, de distintas formas, un acercamiento a la naturaleza, a esos procesos increíbles que garantizan la continuidad de la vida animal, vegetal y mineral.
Pero el cuidado del medio ambiente no puede ser  de un solo día, ni limitarse a concursos de dibujos y poesías. No es un tema menor ni cuestión de cultura general. Las nuevas generaciones necesitan aprender, con ejemplos prácticos, que es indispensable tener una conciencia ecológica, no por decisión sino por supervivencia.
A estas alturas muchos aún no asocian que en nuestra realidad los períodos de sequía intensa, las inundaciones, la intensidad de los huracanes, e incluso el aumento de las temperaturas se deben al cambio climático. Y que al ritmo de contaminación del planeta en el futuro cada uno de estos fenómenos será menos tolerable.
No se trata de ser apocalípticos. Pero es hora de dejar los eslóganes y los discursos para asumir concretamente qué podemos hacer para mejorar el entorno. Preservar el medio ambiente no requiere de tanto heroísmo o sacrificio, a veces solo se limita a no verter plásticos al entorno ni nailon ni hacer fogatas. O sea, es prácticamente sinónimo de responsabilidad ciudadana.
La escuela desempeña un papel esencial en la formación de la conciencia ecológica de los niños. Se trata de lograr que estas lecciones importantes les resulten, además, interesantes y entretenidas. Y sobre todo es necesario dejar de teorizar y materializar los proyectos escolares.
Para Greta, Raúl y muchos otros infantes, la naturaleza se reduce al sol, la luna, los animales, los árboles. Los conceptos les quedan muy grandes aún. Son pequeños, pero no demasiado para mostrarles que nuestro entorno está formado por diferentes formas de vida, y todas exigen respeto, cuidado y armonía.

Visto 2674 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Junio 2018 08:32

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found