Sábado, 09 Junio 2018 06:23

La ANIR por la sonrisa infantil

Escrito por Jorge Pérez Cruz
La ANIR por la sonrisa infantil Foto: Ángel Chimeno Pérez

Manatí, Las Tunas.- "Esa es la Revolución". Así Danelis Pons Castillo, madre del pequeño Marcos Manuel, sintetiza el significado del gesto solidario promovido por la Asociación Nacional de Innovadores y Racionalizadores (ANIR) y su Proyecto Manos por una Sonrisa.

Lo dice con lágrimas de emoción surcándole su rostro, y, a la Revolución también agradece la ley que le otorga la condición de madre trabajadora, y le respeta sus ingresos salariales mientras cuida del niño.

Hasta el restaurante Las Caobas, en el municipio tunero de Manatí, llega el acto de acompañamiento a seis niños y niñas -y sus familiares- con serias afectaciones de salud y bajo cuidados oncológicos, "para demostrarles que no están solos en su batallar por la vida", dice Iris Maité Lorenzo Silva, presidenta de la ANIR en la provincia de Las Tunas. 

Los infantes y sus familiares sienten aliviadas sus penas. Sonríen como atrapados por la magia de la solidaridad que los hace sentirse vivos, recordados.

La entrega incluye artículos útiles del hogar, juguetes, golosinas..., muchos frutos del ingenio del Movimiento de Mujeres Creadoras, que con sus manos fundan sonrisas, y "los hombres no se han quedado atrás", asegura optimista Iris y relata que también hacen donaciones de dinero para comprar productos industriales, "sabemos de sobra las atenciones y los desvelos del Estado, pero nos satisface colaborar", enfatiza.

Iris confirma que esta es la décima edición del Proyecto Manos por una Sonrisa, el cual ha prendido con fuerza en todos los municipios con el tributo de los Comités de Innovadores y Racionalizadores (CIR) y organiza tres eventos provinciales con motivo de los días Internacional de la Infancia (junio), de los Niños (julio) y del Innovador (octubre).

En esta oportunidad, patrocinaron la actividad las empresas Almacenes Universales S.A. y de Ómnibus Nacionales, pero las valijas donadas llevan la impronta de muchas manos y corazones sensibilizados con el dolor ajeno, que reinan en las 57 entidades integradas a esta iniciativa.

La animación cultural corrió a cargo de la compañía Los Aztecas del Balcón, compuesta por infantes tuneros que interpretan la música mejicana, de mucho arraigo en estas tierras del oriente cubano. También les llegó en los ritmos de Dafne y Armando, alumnos de cuarto grado en la escuela primaria Grandes Alamedas, de Manatí.

Visto 1997 veces Modificado por última vez en Sábado, 09 Junio 2018 08:55

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found