Jueves, 20 Junio 2019 06:18

Lo que sucede con el tabaco es algo mágico

Escrito por Adialim López Morales

Las Tunas.- Hace 16 años, Wálter Fernández y su papá, solicitaron tierras con el objetivo de criar cerdos. En aquel entonces era común la entrega de terrenos por la Ley 377, con el fin de priorizar en la provincia la siembra de tabaco, y por las circunstancias tuvieron que comenzar con ese cultivo.


"Lo que sucede con el tabaco es algo mágico, te enamora. Creo que todos los hombres que lo siembran están enamorados de él.
"Cuando lo miras, por la noche, durmiendo en su vega, es como si contemplaras a una flor, específicamente a un tulipán.
"Entonces, lo que empezó casi por obligación, me deslumbró de tal forma que hoy me resulta imposible salir de él".
Como regalo de la vida, a ese placer que experimentaba Wálter se le unió la llegada de un pinareño extraviado en busca de trabajo. Y, conocedor de la plantación como de la palma de su mano, se volvió su preciado colaborador.
Juntos han experimentado acciones que aún no están difundidas por la provincia de manera general, como la siembra de tabaco tapado.
"Aquí hemos echado semilleros, sembrado tabaco al sol y estamos incursionando en el tapado. Todo va muy bien. Fermentamos en la misma finca.
"Inicialmente teníamos dos hectáreas; pero por sucesos ajenos a nuestra voluntad perdimos casi una completa. Con lo que poseemos llegamos a producir hasta 25 quintales, y esperamos este año tener un 30 por ciento de capas, vamos a ver qué pasa".
Wálter, maestro de profesión y proveniente de familia campesina, considera que el cultivo que escogió es uno de los más complicados.
"Desde que tiras la semilla tienes que estar constantemente regándole agua; con sumo cuidado y atención, porque a veces hay que echarle todos los días y en otras ocasiones suspenderla.
"Después que obtienes la postura, de alrededor de 15 centímetros de longitud, se planta y lleva tape de palito, aporque y riego en dependencia del suelo.
"Se desbotona a la caja o a la semicaja, porque de lo contrario puede perder grasa, textura..., propiedades de manera general; luego le brotan un número de hijos que no pueden pasar de los cinco centímetros de longitud.
"La recolección de las hojas, la cura y la fermentación en los pilones debe hacerse por piso foliar, en el caso del tabaco tapado. Si violas el más mínimo proceso atentas contra la cosecha".
Para Wálter Fernández nada es más hermoso que el trabajo en el campo; ni siquiera vivir en un país del Primer Mundo. Perteneciente a la cooperativa de créditos y servicios 35 Aniversario en la localidad de La Veguita, también tiene crianza de carneros y vacas, y sembrados de maíz, melón, coco, frijol y mango.

Visto 1460 veces Modificado por última vez en Jueves, 20 Junio 2019 13:28

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found