Las Tunas.- Aunque las tormentas eléctricas que estremecen las tardes de este verano cesan un poco, esos fenómenos dejan huellas dolorosas y luto en las familias. Cifras difundidas recientemente por expertos del Instituto de Geofísica y Astronomía (IGA) señalan que cada año un promedio de 65 cubanos pierden la vida por culpa de los rayos, un asunto del que todavía no existe una percepción real de riesgo, fundamentalmente entre los bañistas o en quienes son sorprendidos por truenos y relámpagos a cielo abierto.

Publicado en Destacamos