Imprimir
Visto: 1495

fabrica conservas liberacion

Las Tunas.- Después de un proceso de mantenimiento parcial de la línea procesadora, la fábrica de conservas de frutas y vegetales Liberación, de Las Tunas, comenzó la elaboración de los derivados del mango, principal renglón productivo de la planta, con el cual cada año se abastece una parte considerable de la población tunera.

Osmany Cortés Hernández, administrador de la fábrica, aseguró a 26 que desde que comenzó la contienda se han procesado alrededor de 667 quintales de mango, lo cual equivale a 22 toneladas de mermelada, que han sido colocadas en el punto de venta de Liberación, así como en las panaderías que habitualmente comercializan sus producciones.

“En la planta se elaborará no solo mermelada, también pulpas -puntualizó el directivo-, producciones que se fabrican desde la perspectiva de sustituir importaciones y a la vez abastecer las redes gastronómicas y el consumo social, especialmente a los centros de aislamiento, donde se combate la Covid-19.

“La fábrica tiene una capacidad instalada para moler 150 quintales de fruta en ocho horas. Aun cuando las maquinarias con la que contamos tienen muchos años de explotación, el movimiento anirista y la voluntad del personal se encargan de lograr altos índices productivos, a tono con la demanda actual de alimentos”.

Cortés Hernández puntualizó que este año se dificulta el proceso, pues el mango, que antes les llegaba en cajas, ahora lo están recibiendo a granel, lo cual conspira contra la calidad del producto y retrasa las rutinas productivas. También añadió que el azúcar pudiera ser otra limitante en cuanto a la cantidad total de fruta que puedan procesar.

El directivo compartió, con este medio, que recientemente hicieron una revisión de la ficha de costo para bajar el precio de 31.00 pesos el kilogramo a 18.00, de manera tal que sea más accesible a la población y goce de mayor aceptación en los puntos de venta.

Comentó, además, que en el actual calendario están comercializando las producciones a granel, porque el envase con el que cuentan hasta la fecha es insuficiente.

Esta planta tunera recibe materias primas de Acopio y también compra directamente a las cooperativas de Créditos y Servicios y demás productores individuales. Su proyección es procesar el mango que llegue hasta sus instalaciones para asegurar un eficiente encadenamiento entre el campo y la industria.

Con 37 años de fundado y tecnología obsoleta, este centro despunta por los resultados en medio del actual panorama económico. El compromiso y sentido de pertenencia de sus trabajadores le respaldan en el empeño de seguir colocando alimentos a disposición de los tuneros.