Imprimir
Visto: 895

arroz20
Las Tunas.- En la producción de arroz el territorio tunero sobrepasa sus fronteras físicas y las extiende hasta la zona de Camagüeycito, en el municipio granmense de Río Cauto, donde radica la unidad empresarial de base (UEB) Industria, de la Empresa Agroindustrial de Granos de Las Tunas.

Allá se plantaron 600 hectáreas de ese renglón durante la campaña de siembra de frío 2021-2022 y hace pocas horas inició la cosecha, de la que se estima un rendimiento de 3,6 toneladas por hectárea, según informó Alberto Rojas Acosta, especialista de la entidad.

arroz16"Ya cortamos las primeras 20 hectáreas, con un promedio que oscila entre 3,7 y 3,9 y pretendemos cumplir el plan de la campaña, que es de dos mil 040 toneladas. Para ello disponemos de la maquinaria y el combustible que se requiere.

"El cultivo tiene buena parición, pese a que hubo un déficit de los fertilizantes básicos, herbicidas y graminicidas. De lo que se recoja, 150 toneladas serán para semillas, porque hay que pensar en el futuro, y el resto se entregará al Ministerio del Comercio Interior para el consumo de la población".Alberto Rojas AcostaAlberto Rojas Acosta.

A la vez que se corta el arroz, en la provincia comenzó la campaña de siembra de primavera, en la que se prevé completar mil 150 hectáreas distribuidas en los municipios de Manatí (100) y Amancio (150), y las demás estarán en el polo de Camagüeycito.

"A este período también le daremos prioridad porque sabemos la importancia que tiene el rubro. Ya abanderamos un pelotón de fangueo y se cuenta con la tierra, los productores, el agua, la semilla y parte de los herbicidas asignados por el país".

MUCHAS POTENCIALIDADES EN LAS TIERRAS DE CAMAGÜEYCITO

El arroz es un cultivo muy técnico y sus rendimientos aumentan con la dedicación y el esmero de los productores en la atención de los campos. Bien lo saben los de Camagüeycito, donde está llamado a crecer hasta las 10 mil hectáreas.
arroz21Sin embargo, hay limitaciones que por ahora lo imposibilitan. Primero, porque muchas de esas áreas están plagadas de marabú y su desbroce no puede lograrse en poco tiempo; y segundo, por las afectaciones acumuladas desde hace más de 10 años debido a la falta de precipitaciones.

En ese sentido, Rojas Acosta precisó que la presa Cauto del Paso, que suministra agua al polo, tuvo afectaciones por el incremento de los tenores salinos y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos decidió que a partir de 150 millones de metros cúbicos se limite la entrega para el cultivo del grano.

"Esa medida responde a la necesidad de no dejar el embalse seco y para no contaminar los suelos. No obstante, según la estrategia hasta el año 2030, podemos llegar a las dos mil 500 hectáreas y para eso se recuperan algunos embalses, como la laguna de Leonero.

"Todavía estamos muy lejos de satisfacer la demanda de arroz de la provincia; pero, la aspiración es seguir incorporando tierras productivas, para sustituir las importaciones de ese alimento".

INDUSTRIA QUE PROMETE MÁS RESULTADOS

La UEB Industria sobresale desde lejos porque su estructura se impone en las llanuras de Camagüeycito. Allá, tan distante de esta ciudad, el colectivo de trabajadores se esmera por cumplir sus tareas y adquirir nuevas responsabilidades.

Yurisnel Pérez Pérez 1Yurisnel Pérez PérezSu director, Yurisnel Pérez Pérez, explicó que cuentan con un moderno laboratorio, en el que se determinan los principales indicadores del arroz cáscara húmeda que se compra a los productores; y el diagnóstico de la humedad y las impurezas es el primer paso del proceso.

"Después de eso comienza el secado, que es nuestra función fundamental, con una capacidad de 128 toneladas diarias. Muchas personas piensan que también descascaramos; mas, no es así. Eso se hace en los molinos de Jucarito y hasta ese lugar transportamos el grano.

"Ahora, por el programa de desarrollo arrocero, se incorporaron dos silos de almacenaje de mil toneladas cada uno para conservar el arroz. Hace poco les dimos la puesta en marcha y nos permiten mantener la producción en caso de que en Jucarito no haya capacidad para procesar nuestras cosechas. Cuentan con una tecnología moderna, máquinas de limpieza, sensores y filtros de aire, algo novedoso para estos tiempos.

"Como perspectivas tenemos cambios en el secado del arroz. Ahora se hace con diésel y electricidad -15 litros y 21 kilowatts, respectivamente-, pero pretendemos hacerlo con biomasa, exactamente con la cascarilla que se obtiene durante el descascarado.
"Eso será bueno para Las Tunas, porque ahorraríamos dichos recursos energéticos y bajarían los costos. Para cerrar el ciclo solo nos faltaría un molino, pero antes debemos incrementar las cosechas para demostrar lo eficientes que podemos ser".

MANOS Y VOLUNTAD SON DETERMINANTES

Vladímir Antonio Cruz Fuentes es un productor asociado al polo productivo de Camagüeycito y constituye un ejemplo de cuánto se puede aportar, a pesar de las limitaciones financieras y de recursos materiales, cuando la voluntad sobrepasa los demás indicadores.

Vladímir Antonio Cruz Fuentes Vladímir Antonio Cruz Fuentes ."Desde hace seis años trabajo 13,42 hectáreas que recibí en usufructo, por el Decreto Ley 300, y ahora tengo la idea de aumentar las áreas productivas, con el apoyo de la empresa y los servicios que nos presta, tanto de asesoramiento como de tecnología.

"Quiero llegar a 20 hectáreas, quizás 25, y todo sería para el cultivo del arroz. Esta es una zona que por sus condiciones geográficas solo es útil para este renglón, pues son pantanosas y de difícil drenaje. Acá no prosperaría nada más.

"Estoy satisfecho porque se reconoce nuestra labor y vamos a tener un pago diferenciado por el sobrecumplimiento de la producción. Por suerte, los rendimientos son aceptables, gracias a la selección 1, una variedad genética muy resistente a la sequía y con menos exigencia de productos químicos".

arroz12