Miércoles, 27 Junio 2018 19:00

Empleo de microorganismos contribuye a la producción de alimentos

Escrito por Yenima Díaz Velázquez (Tomado de Tiempo 21)

Las Tunas.- Varias entidades de la provincia de Las Tunas contribuyen a la sostenibilidad en la producción de alimentos mediante el aporte de diferentes microorganismos que combaten plagas y enfermedades en las plantas o que potencian sus rendimientos con una reducción de fertilizantes químicos.

Uno de esos centros es el Laboratorio Provincial de Sanidad Vegetal, entidad responsabilizada con la regulación biológica de plagas agrícolas y hongos en los sembrados de granos, viandas, hortalizas, frutas, tabaco y otros renglones de significativa importancia económica.
Sobresale el Trichogramma, un animal de minúsculo tamaño que pone sus huevos en el interior de numerosas especies de mariposas dañinas y que controla las poblaciones de insectos perjudiciales en los cultivos de yuca, col, maíz y calabaza, fundamentalmente.
En la institución también se reproducen diferentes especies de nemátodos muy efectivos contra insectos que viven en la superficie de la tierra o que penetran en el suelo y que dañan fundamentalmente las raíces y los tallos de los cítricos y el maíz.
Por su parte, el Centro de Reproducción de Entomófagos y Entomopatógenos de la sucursal de Labiofam combate plagas y enfermedades en los cultivos varios mediante la producción de Trichoderma, hongo antagónico que ataca a otros tipos de hongos en varios renglones productivos.
En la unidad, radicada en el sureño municipio de Jobabo, también se produce Nicosave o Tabaquina, un insecticida elaborado con residuos de la industria cigarrera, y que controla las plagas de insectos de cuerpo blando del orden Hemíptera.
A esas entidades se suma la gestión individual o colectiva de los asociados a las Cooperativas de Producción Agropecuaria y de Créditos y Servicios, quienes promueven el manejo agroecológico de plagas con biocompost, humus de lombriz, plantas repelentes, insecticidas botánicos y otras alternativas.
Con el uso de controladores biológicos de plagas en los ocho municipios tuneros, las empresas productoras de alimentos no solo satisfacen las necesidades del pueblo, sino que garantizan mejores resultados económicos y protegen el medio ambiente.

Visto 1279 veces Modificado por última vez en Miércoles, 27 Junio 2018 20:49

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found