Jueves, 02 Agosto 2018 07:21

Refuerzan acciones durante la Semana Mundial de Lactancia Materna

Escrito por Misleydis González Ávila

Las Tunas.- La lactancia materna es una fuente de vida que ofrece indudables beneficios a la salud de la madre y el bebé. Cada año la Semana Mundial (1 al 7 de agosto) dedicada a ese acto de amor promueve información para concienciar a la sociedad sobre la necesidad de su práctica.

Desde este territorio de la geografía cubana se refuerzan las acciones educativas. Por estos días también se imparten charlas en diferentes espacios asistenciales y comunidades.

Elia Marina Brito Hidalgo, responsable del componente educativo del Programa Materno Infantil (PAMI) explicó a 26 Digital que como parte de las actividades acontece la recertificación de consultorios y hogares maternos como centros Amigos del Niño y de la Madre.

La leche de pecho previene los procesos alérgicos, anemias, los episodios de diarreas y afecciones respiratorias; estas últimas las dos principales causas de muerte entre los niños menores de 5 años. Se dice que es la primera inmunización que recibe el niño al nacer.

Al mismo tiempo previene la desnutrición al poseer los nutrientes ideales para el crecimiento y desarrollo del infante. Disminuye la obesidad y las enfermedades crónicas asociadas a ese trastorno. En la madre reduce el riesgo de padecer cáncer de mama, y de manera prolongada, el de ovario.

Según los entendidos en el tema el llanto del niño resulta el principal incentivo para incluir otra leche en la alimentación del recién nacido. Casi siempre la población lo asocia al hambre cuando en realidad existen más de 100 causas que motivan el llanto del bebé.

Por otro lado, el infante debe vaciar el pecho para aumentar de peso, teniendo en cuenta que lo primero que absorbe al mamar es agua, luego las proteínas y por último las grasas. Durante la lactancia, la mujer debe permanecer en un lugar acogedor, con temperatura adecuada y, sobre todo, mantener buen estado de ánimo para transmitir tranquilidad al hijo.

Si bien en estos días se visualiza aún más la importancia del amamantamiento, aquí el Programa Materno Infantil concibe entre sus líneas de trabajo la preparación de las féminas para ese proceso durante todo el año. Precisamente, esa fue una de las razones que conllevaron, a finales del 2017, a recertificar al hospital Ernesto Guevara de la Serna como centro Amigo del Niño y de la Madre.

Allí las mujeres son acompañadas en el momento del parto por el familiar y luego egresan con los conocimientos básicos para ofrecer lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida del bebé e, incluso, la complementada hasta los 2 años.

La instalación dispone de un banco de leche humana. El producto -donado por una progenitora sana- pasa por un proceso de recolección, selección, clasificación, procesamiento, control de la calidad y almacenaje para su posterior distribución, siempre bajo prescripción médica.

Además, existe un centro recolector, adscrito al policlínico Gustavo Aldereguía Lima y otros lugares habilitados para realizar el acopio de la leche materna.

A pesar de la labor y de las ventajas de esta saludable práctica, muchas tuneras renuncian a dar el pecho o lo hacen por breve tiempo. Este asunto no solo compete al personal de Salud, urge involucrar a toda la sociedad, especialmente a quienes conviven con la madre y el pequeño. Proteger y apoyar la lactancia es también una muestra de amor.

Visto 1347 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Agosto 2018 09:26

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found