Las Tunas.- Los desagradecidos le llaman culto a la personalidad, pero ignoran que Cuba tiene memoria. Los detractores dicen cualquier cosa. Los más, gentes de todas partes, sienten un apego especial al Líder invicto, al amigo solidario, combatiente sin fronteras, profeta justo, repartidor de justicia, hacedor de sueños y dador de ideas nobles, humanistas.

Publicado en Especiales