Las Tunas.- No habían aplacado los vientos y las lluvias del huracán Irma, cuando la Agricultura en esta provincia del oriente cubano se abocó a un objetivo preciso: recuperar todo lo posible y sembrar rápidamente cultivos de ciclo corto que suplieran, al menos en parte, la ausencia del plátano, sin dudas, el producto más demandado por la población.

Publicado en Especiales