Lunes, 27 Agosto 2018 05:54

La semilla de la doctora Liset creció en Perú (+video)

Escrito por Graciela Guerrero Garay
La semilla de la doctora Liset creció en Perú (+video) Foto: Archivos de "Raíces de San José"

Las Tunas.- La promotora cultural y gestora del Proyecto Comunitario Raíces de San José, Carmen Ramírez Álvarez, adorna el rostro con la sonrisa del triunfo. No se vanagloria. El arduo trabajo hace metas posibles y el verano es activo y provechoso. Formaron el Club Ismaelillo y por la barriada conquistan las tertulias martianas, entre versos, danzas y conversatorios.

clubmartiano1En el Círculo Social la música es cómplice de los pequeños Ariel y Lianna. Los viejitos del Hogar de Ancianos -otro centro vinculado- desde sus sillas de ruedas bailan y dejan los achaques a un lado. De pronto, como si cortaran el fluido eléctrico, cesa la canción y la voz emocionada de Carmen, líder natural de este poblado suburbano, rompe el silencio: "Oigan, tengo un mensaje para ustedes. Acaba de entrar a mi teléfono... ¡qué alegría por Dios..."!

La doctora Liset Cárdenas Chanco no escuchó los aplausos que siguieron a la lectura del email, pero grabaron todo para mandarlo de respuesta. "Te cuento que hicimos una campaña de atención médica gratuita por el cumpleaños del Comandante en Jefe, nuestro Fidel. Atendimos a más gente que la vez pasada y luego los chicos que estudiamos en Cuba nos reunimos. Díselo a mis pacientes, a esa gente emprendedora que no olvido".

Brotaron los recuerdos de cuando la muchacha peruana estudió Medicina en la Universidad de Ciencias Médicas Zoilo Marinello, de esta ciudad, y por los nexos con el Proyecto se unió al barrio y definitivamente a Carmen. Graduada, decidió quedarse para hacer las especialidades de Medicina General Integral (MGI) y Gastroenterología. La ubicaron en el Consultorio Médico 33, de San José. Allí estuvo un año y medio. Fue el clímax de su realización.

Jamás Liset, quien vive en Ayacucho, rompió los fuertes lazos revolucionarios y espirituales que la unieron a tuneros y cubanos. Menos a esas personas con quienes compartió cotidianamente ideas, sacrificios y alegrías. Allá, en su lejano Perú, tampoco olvida y los agradecimientos son acciones, no palabras. Esas consultas ampliadas a sus coterráneos, "sin pensar en el dinero, como en Cuba", devienen la prolongación del amor solidario que llevó a su tierra.

El recién onomástico del Líder invicto de la Revolución fue momento para echar a volar por todas partes las palomas de la paz. Lejos estaban Carmen y sus vecinos de imaginar que mientras ellos, se reunían aquí el 13 de agosto para vincular el pensamiento martiano con Fidel, dedicarle mejores compromisos por su cumpleaños y animar el descanso veraniego, Liset y sus colegas, comunidad adentro también, vivificaban los principios y enseñanzas de estos grandes hombres de la historia de la Isla.

Lo mismo sucedió cuando la presentación del libro Escrito desde el banquillo, de René González Sehwerert, uno de los Cinco y vicepresidente de la Sociedad Cultural José Martí. El Club Ismaelillo de Raíces de San José compartió con el Héroe de la República de Cuba y dejó esa huella de tradiciones campesinas que, magistralmente, interpretan los niños y jóvenes del coro de la barriada, donde a partir del Proyecto, muchos malos vicios se esfumaron, gracias al poder transformador de la cultura.

Es la semilla, dice Carmen con su sonrisa contagiosa y optimista. Ya sabemos que da fruto en el lejano Perú en manos de Liset y sus colegas, pero en septiembre buscará nuevos talentos por la escuela, las instituciones del entorno y los moradores que lleguen a San José, donde la vida es mejor ahora y se abren floridos trillos de virtud.

Visto 1015 veces Modificado por última vez en Lunes, 27 Agosto 2018 20:03

Artículos relacionados (por etiqueta)

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found