Las Tunas.- Desde los inicios de la Revolución, Fidel Castro Ruz apostó por el desarrollo de las ciencias. Con mirada previsora hizo de este país una tierra próspera en hombres de pensamiento y acción. De su genialidad nació el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), que es hoy uno de los baluartes del avance científico cubano.

Publicado en Salud