Domingo, 14 Mayo 2017 04:39

Madre en tiempos de muñecas

Lina Medina no había cumplido cinco años de edad cuando los brujos del villorrio donde residía –Antacancha, 450 kilómetros al este de Lima, la capital del Perú-, comenzaron a alarmarse. ¿Qué le ocurría a aquella niña cuyo vientre no dejaba de crecer? Mientras la pequeña le hacía mimos a su raída muñeca de trapo, uno de los shamanes fijó su mirada en el cielo, «estableció» comunicación con el más allá y, minutos después, hablaron por su boca los dioses de Los Andes: «Lina tiene una culebra en la barriga -masculló-. Hay que sacársela».

Publicado en Opinión