Imprimir
Visto: 2100

Abdala LasTunas 2021

Las Tunas.- Desde muy temprano el doctor Yurisel Miguel Cruz llegó al sitio de vacunación del policlínico Guillermo Tejas de esta ciudad. Vestía su bata blanca de mangas largas que, tiempo después, debió retirar para poner su hombro por Cuba. Se le vio ultimar los detalles en cumplimiento de sus funciones de director de ese centro asistencial; mientras, en las afueras del local crecía la esperanza y el regocijo de varios trabajadores.

doctor yurisel AbdalaEste 10 de mayo el candidato vacunal Abdala trajo luz a quienes desde el sector de Salud, en esta provincia, le han dado el pecho a la Covid-19. Y allí, en su trinchera de todos los días, Miguel Cruz sintió orgullo de la ciencia cubana, y un inmenso gozo de ser médico e hijo de esta tierra.

Con toda esa seguridad se dirigió a una parte de su colectivo, reunido en el lugar, para explicarle cómo acontecería esta intervención sanitaria, y también transmitirle optimismo. Fue él quien recibió el primer pinchazo en el policlínico Guillermo Tejas, demostrando la confianza en “Abdala”.

(MIRA ESE MOMENTO EN VIDEO)

“Nuestro sector está expuesto a mucho riesgo y por eso el proceso inició por este grupo poblacional.  Es un orgullo ser el primero en vacunarme, por todo lo que representa la inmunización para el futuro de nuestro país; de ello dependerá la salud de la población y la posibilidad de reactivar la economía y retomar la cotidianidad”, afirma el galeno.

Desde hace varios días, explica, todo estaba listo para acoger el estudio y hasta ahora fluye según los protocolos previstos. A la entrada de los 24 sitios clínicos de la provincia está la enfermera que realiza la medición de los signos vitales y explica el proceder. En un segundo momento, el trabajador pasa a la consulta médica en la que evalúan si cumple con todos los criterios de inclusión, y luego se incluye en la base de datos.

Una vez en el punto de vacunación recibe la dosis y finalmente debe permanecer una hora bajo observación por si aparece alguna reacción adversa. Para la ejecución del proceso hay profesionales de experiencia y médicos intensivistas, quienes participan en la entrevista inicial y luego en la vigilancia; además de varios licenciados en Enfermería.

                                                                                                                      UN SUEÑO HECHO REALIDAD

Jorge LuisDesde el comienzo de la pandemia, en marzo del 2020, el doctor Jorge Luis Parra Espinosa, especialista en Medicina General Integral ha batallado contra el SARS-CoV-2 en diferentes centros de aislamiento. Bien conoce el rostro de este virus que causa no solo daños físicos, sino psicológicos. Por eso, tampoco dudó en poner su brazo y mientras espera en el local de vigilancia expresa cuánto significa para él este candidato vacunal.

“Para mí es confianza, seguridad, sacrificio… Es el esfuerzo de nuestros científicos y del pueblo y también la esperanza para nuestro país y muchas partes del mundo”.

Muy cerca también está Adelmis Martínez Pérez, licenciada en Enfermería, quien expresa su confianza en este candidato vacunal, producido por el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), junto a los Laboratorios AICA de La Habana. “Soy de los grupos de riesgo y he estado vinculada con los centros habilitados para el aislamiento de pacientes contactos y sospechosos de la Covid-19; por lo que a partir de ahora me sentiré más protegida”, asegura.

enfermera Isabel AbdalaPara la enfermera Isabel María Echemendía Torres, “Abdala es un sueño hecho realidad porque nuestros trabajadores estarán más resguardados, los mismos que no han vacilado ni un momento para librar el combate contra el nuevo coronavirus en los diferentes escenarios”.

Tras varios meses de espera los tuneros ya palpan los logros de la biotecnología cubana y ven rayos de luz al final del túnel; ese que transitan desde hace más de un año cuando la pandemia llegó a trastocar la vida de todos.

Ahora más de 25 mil trabajadores de la Salud, incluyendo a estudiantes y profesores de la Universidad de Ciencias Médicas, podrán hacerse del “milagro”, fruto del esfuerzo y el desvelo de nuestros científicos. También lo recibirán quienes apoyan las labores de enfrentamiento a la Covid-19, como transportistas y personal que están en zonas de riesgo y pertenecen a otras esferas.  

Existen criterios de exclusión, como estar descompensado de una enfermedad crónica en el momento de la aplicación, o ser alérgico al tiomersal, uno de los componentes de “Abdala”. Tampoco serán inmunizadas las embarazadas, puérperas, o personas que padecieron la Covid-19; a estas últimas se les administrará el candidato vacunal Soberana Plus.

Quienes habitan en esta parte de Cuba solo tienen palabras de agradecimientos y la confianza plena en "Abdala" y, sobre todo, esperan con ansias la vacunación del resto de la población, prevista para el segundo semestre del actual año; mientras, el compromiso es cumplir con las medidas de bioseguridad e, incluso, mantenerlas tras la inmunización.