Imprimir
Visto: 1670

ganadería

Las Tunas.- Se requiere de un mayor aporte de los ganaderos de esta provincia para suplir el déficit de las importaciones de leche en polvo, que a su vez afectó las asignaciones de ese producto por concepto de dietas médicas varias para la población tunera. Así convinieron los participantes en un análisis sobre el tema entre productores, distribuidores y las autoridades en esta provincia del oriente cubano.

El director de la Empresa de Productos Lácteos, Arael Martínez Teruel, explicó que habitualmente -y durante el período de seca- se distribuye leche en polvo, asignada desde los organismos centrales para paliar la carencia del líquido. Sin embargo, la situación económica del país, en medio de una crisis internacional por la pandemia de la Covid-19, impide satisfacer toda la demanda. Entonces, expresó, esa responsabilidad recae en los ganaderos de los ocho municipios, los que deben aportar lo suficiente para quienes necesitan tan vital alimento.

¿DÓNDE ESTÁ LA LECHE?

No toda la leche se desborda por caminos inciertos; pero, como alertó el gobernador, Jaime Chiang Vega, se está desviando una cantidad importante, la que luego se comercializa a precios exorbitantes, en detrimento de la industria y las unidades estatales de Comercio que venden directamente a la población.

"Hace apenas dos meses, recordó, aumentaron los precios de compra a los productores para tratar de acopiar la mayor cantidad posible. También se mejoraron las tarifas para el acarreo y el enfriamiento. Incluso, se paga una parte en moneda libremente convertible".

Sin embargo, esas medidas no han tenido todo el impacto deseado, según el delegado del Ministerio de la Agricultura, Yoel Martínez Vargas, quien reconoció que se debe aumentar el control estatal sobre los labriegos. Debilidad pendiente que, admitió, ha de resolverse de inmediato. Acotó que la leche acopiada no es el reflejo de la verdadera producción y eso resulta evidente ante los números.

Por poner solo un ejemplo ilustrativo: en el municipio de Las Tunas están registradas alrededor de ocho mil hembras vacunas en ordeño y el promedio de litros por ejemplar es de 3,8 cada día, tal como informaron los especialistas de la actividad ganadera en el territorio. Cálculos matemáticos -muy fáciles de sacar- indican que en cada jornada se deben acopiar 25 mil 600 litros; sin embargo, los camiones colectores llegan a la industria con unos nueve mil.  De manera que casi el doble de lo entregado al Estado va a otros destinos.  

Leer más: Impago a los ganaderos en MLC: deficiencias con nombres y apellidos

cerveza lacteo LasTunas 0043GARANTÍA Y SOLUCIONES DESDE LA INDUSTRIA LÁCTEA

En la provincia -informó Martínez Teruel- está garantizada sin contratiempos la leche en polvo fortificada a cuatro mil 520 infantes de hasta 11 meses y 29 días de edad. Tampoco, aseguró, tendrá problemas la entrega de leche fluida a 23 mil 506 pequeños de 2 a 6 años, 11 meses y 29 días.

Notificó, además, que se benefician a mil 708 embarazadas y los niños con enfermedades crónicas (en el municipio de Las Tunas se les da yogur a 278 pequeños y en el resto del territorio, leche en polvo a 356).

Las dificultades corresponden a las dietas médicas varias, de las que hay cerca de 35 mil en todo el territorio, y de ellas, 18 mil en la localidad cabecera.  A juicio del directivo, esas serán las más difíciles de cumplir, teniendo en cuenta el bajo acopio en estos tiempos. 

"Lo que se propone, dijo, es satisfacer esas necesidades en los municipios de Colombia, Jobabo, Amancio, Manatí, Majibacoa y Jesús Menéndez. Inicialmente, en Puerto Padre y Las Tunas se prevén garantizar cinco frecuencias, con bolsas de 917 mililitros.

"Esperamos que haya una recuperación en el acopio del líquido y si eso ocurre, incrementaremos paulatinamente las entregas", concluyó.

ganaderosReyGANADERÍA TUNERA, OBLIGADA A RESPONDER

Ahora se impone un intercambio urgente con cada uno de los tenentes de ganado del territorio y a eso convocó Manuel Pérez Gallego, miembro del Comité Central y primer secretario del Partido en la provincia, quien insistió en que se deben evaluar varios aspectos, como la garantía de agua y comida, el manejo del rebaño y los planes de entrega de leche.

"Evidentemente ha faltado llegar a todos los campesinos, en sus propias fincas si fuera necesario, con la explicación oportuna de los procesos. También se aprecia un insuficiente control por las juntas directivas de algunas unidades productoras", opinó.

En el encuentro deliberativo, Pérez Gallego se interesó por la contratación y supo que, de nueve mil 900 convenios previstos, solo se habían hecho dos mil 454, por lo que orientó agilizar esos trámites que son responsabilidad de la Empresa de Productos Lácteos.

También indicó consolidar la gestión de los 59 registros pecuarios, encargados de la atención a las cooperativas de producción agropecuaria y de créditos y servicios, además de las granjas y otras formas productivas.

Aunque está en vías de solución, en los últimos días varios criadores de ganado no han hecho sus convenios, pues se realizaban sobre la base del total de hembras adultas y ahora se contratan solamente las gestadas, tras un dictamen de fisiopatólogos y otros especialistas.

Quedan muchos aspectos subjetivos por resolver para que en Las Tunas haya más leche y puede ser posible a partir de un trabajo integrador y con la aplicación de medidas legales sobre los infractores, más el cuidado de los animales frente al período seco que se anuncia para los próximos meses.