Miércoles, 15 Noviembre 2017 07:33

Responsabilidad individual y colectiva, correctivo frente al Zika

Escrito por Odalis Acosta (Servicio Especial de la ACN)

La Habana.- Fiebres y artralgias transitorias-principalmente en las articulaciones pequeñas de las manos y los pies-, pudieran ser algunos de los síntomas del Zika, un virus muy común por estos días, perteneciente al género Flavivirus, y que se transmite por la picadura de mosquitos vectores del tipo Aedes.

El malestar, imperceptible en muchos casos, por lo general llega acompañado de un rash cutáneo o erupciones que a menudo comienzan en la cara y luego se esparcen por todo el cuerpo. Sabemos que los síntomas de esta enfermedad son de corta duración y es muy fácil confundirlos con el de otras dolencias como el dengue o el chikungunya, causados también por vectores. La existencia en Artemisa de 163 casos sospechosos, 39 de ellos
confirmados, denota la responsabilidad individual y colectiva que debemos tener en el orden epidemiológico, sobre todo en la eliminación de condiciones que faciliten el desarrollo y propagación del mosquito.
Directivos de salud pública en esta provincia del occidente cubano tienen dentro de sus mayores preocupaciones la baja vigilancia de casos febriles, sobre todo porque muchos pacientes ocultan los síntomas o no acuden al facultativo para ser diagnosticados y se quedan en el hogar, convirtiéndose en portadores y posibles transmisores.
San Antonio de los Baños y el municipio cabecera incrementan el número de gestantes con el virus, otro elemento de alarma, como también lo es la creciente cifra de depósitos bajos para el agua que aparecen con focos de Aedes, muchos de ellos en centros laborales y estudiantiles.
El personal a cargo de la campaña antivectorial encuentra cada día viviendas cerradas que nunca reciben el tratamiento adulticida, justo donde se reportan con mayor frecuencia los casos con síntomas asociados al Zika.
Es común la no realización del autofocal familiar, y casos sospechosos toman la libre determinación de no acudir al médico para evitar ser internados en la sala de aislamiento, actitud irresponsable que debería recibir todo el peso de la ley, pues no valoran las consecuencias de sus actos.
Las autoridades, por su parte, deberían prestar especial atención al panorama epidemiológico del territorio, hablo por ejemplo de las más de 100 fosas de aguas albañales que vierten en San Antonio de los Baños, un municipio de cerca de 50 mil habitantes y reportado dentro de los más afectados por el virus del Zika.
Deberían también incrementar la capacidad en algunas salas de aislamiento como las de los municipios costeros de Alquízar y Mariel, así como erradicar las múltiples ineficiencias de calidad que aún existen por parte del personal a cargo de la campaña: por ejemplo, firmar el visto sin revisar el patio e interiores del hogar.
No existe una vacuna contra esta enfermedad, por ello es imprescindible la responsabilidad individual y colectiva en el control epidemiológico.
Solo recordemos que el virus es transmitido por mosquitos, de ahí que el control de este vector, más que necesario es determinante.
Evitemos su picadura, no solo cubriendo nuestra piel con pantalones y camisa de mangas largas o repelentes, sino también, realizando el autofocal familiar y manteniendo adecuadas condiciones higiénico-ambientales.

Visto 5791 veces Modificado por última vez en Miércoles, 15 Noviembre 2017 11:06

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • debemos detener la insidencia de zika y dengue pues estas noticias se estan conociendo a traves de las redes sociales y le pueden hacer mucho daño al turismo.es hora de que el estado cubano se involucre mucho mas.

    Like 0 Short URL: