Medicos Cubanos

Las Tunas.- Sentada en el amplio salón, a la especialista en Higiene y Epidemiología Diamela Varela le crece el orgullo. Viste el mejor de los atuendos: una bata blanquísima de mangas largas que  sobrepasa sus rodillas, y sus expresivos ojos brillan un poco más que de costumbre. Mientras espera, su mente vuela lejos, allá por la ciudad de Barquisimeto, Venezuela, donde estuvo tres meses en una de las brigadas Henry Reeve. Le llegan los recuerdos de esos días en los que desafiar temores era más un ejercicio de humanidad que de supervivencia.