brigada henry reeve 0

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, afirmó que la nación caribeña mantiene una política de tolerancia cero frente a la trata de personas.

En una publicación en X, el canciller denunció que la continua inclusión de la Isla en informes unilaterales y arbitrarios del Gobierno de Estados Unidos, solo pretende mantener y justificar la política criminal de asfixia económica contra el pueblo cubano.

El Gobierno de Estados Unidos publicó esta jornada su informe anual del Departamento de Estado sobre la trata de personas, donde mantiene arbitrariamente a Cuba en la peor de las categorías: el nivel tres.

El documento -presentado por el secretario de Estado, Antony Blinken, y la embajadora especial para monitorear y combatir la trata de personas Cindy Dyer -señala al Gobierno de Cuba de no cumplir plenamente con los estándares mínimos para la eliminación de la trata.

Según indicó "no está realizando esfuerzos significativos para hacerlo", por lo tanto "permaneció en el nivel tres".

En una de las declaraciones de años anteriores sobre el tema, la Cancillería de la nación caribeña puntualizó que el Gobierno estadounidense no tiene autoridad política ni moral alguna para juzgar a Estados soberanos ni emitir certificaciones de conducta.

En tal sentido, tildó el informe de "unilateral, sin legitimidad ni reconocimiento internacional alguno", el cual "cumple un objetivo netamente político y manipulador, como arma de presión contra otros Estados y sin respeto, consideración o apego en lo absoluto a los esfuerzos internacionales por combatir la trata de personas".

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Código de seguridad
Refescar