agricultura sembrado rey

Las Tunas.- La metamorfosis en cada una de las fincas que sirven de escenario al control de riesgos de desastres se analizó hoy en un encuentro entre productores y especialistas del Proyecto Fortalecimiento de la resiliencia del sistema alimentario local a los desastres naturales y al cambio climático (Koika). 

Con ello está implícito un enfoque nutricional para suministrar alimentos a las redes de protección social, con la coordinación del Programa Mundial de Alimentos (PMA).

Yoany Sánchez Cruz, asociado al PMA en Cuba, explicó a la Agencia Cubana de Noticias que se gestiona el desarrollo de seis formas productivas en el municipio para que estas puedan satisfacer la demanda de las redes de protección social con una alta calidad, variedad e inocuidad de los insumos.

Se trabajó no solo en la identificación de las vulnerabilidades -agregó-, sino también en los sistemas de alerta temprana en conjunto con la Defensa Civil, el Centro Meteorológico Provincial y delegaciones del Ministerio de la Agricultura, con un asesoramiento constante a los productores.

Un problema puntual que no se soluciona y que está entre las debilidades del municipio es el deficiente sistema de canales para el abasto de agua; aunque se crearon en determinadas fincas lagunas y algunos pozos, no es suficiente ante la prolongación del período seco por estos lares, puntualizó Martha Orsell Adeis, quien es presidenta de la cooperativa de créditos y servicios Gonzalo Falcón.

El taller de sistematización de resultados evidenció una transformación en las maneras de hacer, con la existencia ahora de una lógica y acertada rotación de cultivos, la entrega de sistemas de riego, incluso, con paneles solares, el uso de materia orgánica para el mejoramiento de los suelos y la siembra de cercas vivas.

La entrega de parte de las cosechas al seminternado Grandes Alamedas para la elaboración allí de los alimentos y su distribución a otros centros educativos y sociales, como la escuela externa Victuro Acosta, destaca como uno de los resultados positivos y de impacto del PMA en Manatí con el protagonismo de Koica, un proyecto que culminará este año.

Desde el 2021 el municipio de Manatí, en el norte de Las Tunas, trabaja por la reducción integral de riesgos y el aumento de los indicadores de resiliencia en los sistemas alimentarios locales, a partir de un profundo diagnóstico de vulnerabilidades ante efectos climatológicos extremos en el territorio como la sequía.

Escribir un comentario

Este sitio se reserva el derecho de la publicación de los comentarios. No se harán visibles aquellos que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Recomendamos brevedad en sus planteamientos.

Código de seguridad
Refescar