Jueves, 08 Marzo 2018 05:49

Día Mundial del Riñón: "Nunca perdí la esperanza”

Escrito por Misleydis González Ávila

Las Tunas.- Odalys Borrero ama la vida y reconoce sus esencias. Cada frase suya emana la energía de una mujer que bien sabe valorar aquello imperceptible a los ojos de los demás. Madre de dos hijos y soltera, se vio forzada a reinventar el camino ante el diagnóstico de una insuficiencia renal crónica.

"Los resultados dieron alterados y luego recibí la triste noticia. Al principio me resistí a creerlo y seguí con mi labor de dependienta en la cafetería del Pedagógico. En el último día de trabajo, salí casi a las 12: 00 de la noche, y dejé todo listo para que mis superiores no tuvieran que asumirlo; yo sabía que no iba a volver".

Ciertamente, no regresó a su centro, y fue ahí que comenzó el desafío. "Pasé dos años y unos meses bajo el tratamiento de la hemodiálisis. Las reacciones eran muy fuertes, por momentos sentí que moría. Con el tiempo logré adaptarme, e incluso, muchas personas al ver mi estado no podían creer que yo estaba siendo hemodializada".

Hace cinco años, Odalys abrazó el "milagro" que dio un vuelco a su existencia. En el quirófano, rodeada de especialistas, pensaba en los hijos y en la nueva oportunidad. "Nunca perdí la esperanza de recibir un trasplante y cuando el médico en Holguín confirmó: el riñón es de la tunera, volví a nacer. Me explicaron los riesgos de la operación, aun así, siempre estuve segura del éxito.

"Después de una cirugía de este tipo, el mínimo descuido puede ser fatal y hay que cumplir estrictamente todos los requisitos. Pasados 12 meses, estuve otra vez ingresada y hasta me practicaron tres hemodiálisis. El equipo médico discutía la posibilidad de retomar ese proceder, pero no fue necesario.

"Recuerdo que les dije: Yo regresaré a Las Tunas con mi riñón funcionando, y aquí estoy", afirma con una satisfacción que solo logra entender quien haya pasado por situación similar.

Hoy disfruta, en la tranquilidad del hogar, de todo aquello que le reporta alegría. Siente un profundo amor por sus retoños y verlos convertidos en hombres de bien, es la mejor recompensa a tanto esfuerzo. "Desde los 17 años empecé a trabajar y mucho me ha costado sacarlos adelante, pero ha valido la pena. Ellos son la inspiración de mi eterna lucha".

Este 8 de Marzo no solo es la fecha dedicada a las féminas. En el 2018 coincide con el Día Mundial del Riñón, que, en su decimotercer aniversario, promueve el acceso asequible y equitativo a la educación sanitaria, la atención y  prevención de las enfermedades renales para todas las mujeres y niñas del universo. Odalys, bien puede hablar de cuánto Cuba hace para cumplir ese sueño.

"En otro sistema social mi realidad sería muy diferente. La Revolución no solo me dio la posibilidad de estudiar y ejercer una profesión digna, sino que, además, salvó mi vida".

Visto 3486 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Marzo 2018 09:05

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found