Martes, 25 Abril 2017 08:12

¡Cuidado con los embalses!

Escrito por ACN

Se acerca el verano en Cuba y las altas temperaturas que distinguen al archipiélago desde ya invitan a tomar alternativas para refrescar, con bebidas frías o la visita a centros recreativos, en busca de un baño atenuante del excesivo calor.

Pero estos meses también pudieran calificarse de detonantes de indisciplinas sociales, sobre todo asociadas a la afluencia de
personas a los embalses, quienes encuentran en ellos una alternativa para el "esparcimiento".
En Pinar del Río sucede este fenómeno principalmente en los
acuatorios y derivadoras cercanos a asentamientos poblacionales y a pocos kilómetros de la ciudad capital; y cada año demanda de la presencia de autoridades de la Policía Nacional Revolucionaria para su control.
Desde comienzos de abril, se reportaron los primeros incidentes de este tipo, los cuales atentan contra el bienestar de la gente ante posibles ahogamientos, pues los chapuzones en buena medida se encuentran asociados a la ingestión de bebidas alcohólicas y la negligencia de padres que pierden de vista a sus hijos.
Otra arista del tema sin lugar a dudas radica en el daño a la
infraestructura de las obras, que en muchos casos requieren de una reparación para mantenerlas en adecuado estado técnico y exigen un gasto adicional de recursos materiales tras la conclusión de la etapa estival.
El personal ajeno a los operarios que laboran en los embalses,
penetra a las áreas con la ayuda de diferentes medios de transporte, entre los que destacan los vehículos de tracción animal, carros, motos y bicicletas, los cuales indiscutiblemente dejan una huella negativa en el entorno.
La contaminación por el vertimiento de desechos sólidos igualmente se incluye en la larga lista de perjuicios a los acuíferos del territorio, ya sean los dedicados a la agricultura o al abasto de agua para el consumo en los hogares de Vueltabajo; además del lavado de todo tipo de autos y el baño del ganado.
Frente a la sequía que vive la provincia más occidental, como el resto del país, estas acciones indolentes se tornan más alarmantes, porque pocas presas- independientemente de sus fines- escapan a la desidia.
Según especialistas de la delegación de Recursos Hidráulicos,
desde 2014 Pinar del Río exhibe índices de sequía, en tanto 2015 fue considerado el año de mayor impacto, con 29 estaciones de bombeo afectadas que repercutieron en el ciclo de abasto de unas 50 mil personas.
Es evidente la importancia de las reservas del vital líquido para
la economía y la vida cotidiana en esta región, de ahí el llamado
sistemático de directivos de la Empresa de Aprovechamiento Hidráulico con el objetivo de protegerlos y garantizar el uso racional del agua.
El respeto y cuidado de la propiedad social como un bien de todos, se traducirá en garantía de futuro para los habitantes de este territorio, fundamentalmente por tratarse de un recurso no renovable e imprescindible. (Por Evelyn Corbillón Díaz, ACN)

Visto 802 veces

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found