Jueves, 07 Junio 2018 07:22

Carlos Esquivel, ahora entre gatos que no cazan dragones

Escrito por Esther De la Cruz Castillejo

Las Tunas.- El libro de cuentos infantiles De porqué los gatos no cazan dragones de Carlos Esquivel Guerra resultó ganador de la Beca de Creación Gilberto E. Rodríguez, premiada por la Uneac en Las Tunas en ocasión de la Jornada de Poesía que lleva el nombre de tan distinguido bardo, considerado el autor lírico más importante de la provincia en el siglo XX.

Esquivel, prolífico creador que habitualmente transita zonas de expresión alejadas de los más pequeños, confesó a 26 Digital, con una sonrisa pícara, sus deseos de divertirse un poco con este proyecto y rescatar al infante que le habita. Una especie de cambio de ropaje que, asegura, es tan necesario en el oficio de la escritura.

"Propongo varias historias en las que desde la mirada de los niños y las niñas se abordan conflictos que van más allá de sus preocupaciones. Casi siempre tienen relación con personas adultas que de alguna manera están limitando el mundo de sueños, desafíos y desarrollo de ellos.

"Pretende ser un proyecto divertido, que juegue y enumere una serie de obsesiones de la literatura infantil. A veces los cuentos para este público se enmascaran en temas más triviales y pasan por alto conflictos familiares y problemas alrededor de los cuales la niñez tiene que crecer.

"Aquí un poco se retratan e imantan las marcas culturales que he recibido y las referencias a muchas obras las hallarán travestidas, trastocadas. Creo que de eso se trata un poco la literatura, de divertirse y dar un mensaje, casi siempre positivo, que en este caso llegue a la infancia y también a las personas que tienen que relacionarse de una manera cultural y social con ella".

Este autor, acostumbrado a moverse con soltura en diversos géneros literarios, que lo llevan desde el teatro -aún sin publicar-, hasta el ensayo, la poesía y la narrativa, asegura ser un lector especialmente fiel a los hombres y las mujeres universales que han marcado una zona de expresión dentro del quehacer de las letras para los pequeños.

"La escritura para niños y niñas es un tema que debe debatirse más. Por cuestiones muy alejadas de nosotros no podemos tener al alcance a los autores más interesantes de estos temas que ahora hay en el mundo.

"Es verdad que los medios e Internet ayudan a divulgar todo eso y lo facilitan. Pero casi siempre ellos están leyendo libros de hace 200 años como Caperucita Roja y otros clásicos. Y está bien, pero vivimos en una contemporaneidad bastante complicada y necesitamos leer a los escritores que referencien y den voz a estos tiempos.

"En Cuba tenemos a creadores interesantísimos. Acá en la provincia, en la ciudad de Puerto Padre, vive quien es para mí el mejor poeta para niños de la Isla ahora mismo, Jorge Luis Peña, extraordinario. Hay narradores importantes en este país, que son también parte de lo mejor de la literatura cubana en la actualidad. Tenemos que conocerlos y divulgarlos".

La-historia-del-lobo-contadEsquivel, con una veintena de títulos publicados hasta la fecha, asegura estar aprovechando un poco la luminosidad que le deja el fecundo momento creativo en el que se encuentra, mientras dice tener un "sentido de pertenencia y de fidelidad con Las Tunas a prueba de balas". Aprovechamos el diálogo para conocer de otros proyectos que le ocupan y obras que, por estos días, salen de las imprentas con su rúbrica.

Destaca La historia del lobo contada otra vez (editorial Ácana, Camagüey), su más reciente entrega narrativa. Los define como "textos bastante punzantes dentro de la realidad social". Subraya la publicación en España de dos novelas suyas: Un lobo, una colina (reedición del original del año 2011) y Diario de Caín.

En Estados Unidos alistan una antología con sus décimas y en Canadá verá la luz próximamente el cuaderno de cuentos Cómo acabar de una vez y para siempre con la literatura cubana. Muy pronto en las manos de los lectores estarán títulos bajo sellos de Pinar del Río, Matanzas y Sancti Spíritus, los que se sumarán a los de poesía Las amantes de la niña lobo y Los hemisferios contrarios, este último en coautoría con Alexánder Aguilar (Granma) y volumen ganador del Concurso Cucalambé de Décima Escrita 2017.Cubierta-de-Un-lobo-una-co

Además, está Escucha al pájaro mosca, Premio Guillermo Vidal 2016, y 69, la sexualidad vigilada (ensayos), a la vera de la editorial Oriente y con temas que "atañen al cuerpo y a algunos elementos que están expresados y pensados desde la radiografía del sexo y el arte", nos comentó.

En la Jornada de Poesía Gilberto E. Rodríguez sobresalieron los intercambios, las lecturas de poemas, las conferencias y los conversatorios. Pareció escucharse a ratos la voz de ese poeta recordándonos la deuda mayúscula de Las Tunas con su obra, que incluye más de 20 títulos inéditos, silenciados entre el vacío de las gavetas y el entramado de columnas de la ciudad. Tristes.

Visto 1955 veces Modificado por última vez en Jueves, 07 Junio 2018 10:39

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found