Lunes, 30 Julio 2018 07:00

Adrián, un D'mente sin locura (+video)

Escrito por Esther De la Cruz Castillejo

Las Tunas.- Confieso que el "ánimo" de los raperos siempre me ha parecido un poco contradictorio. Como de susto. Así que cuando el reciente estreno del videoclip del tema Verso  sangrante marcó mi reencuentro con la música de D'mente, supe que estaba ante una buena oportunidad para traspasar el umbral de mis prejuicios e intentar descubrir las certezas de este tunero de poco más de 30 años.

En el diálogo conocí a Adrian Vega, el muchacho que le habita tras ese nombre artístico tan propenso a lecturas diversas. Gusta del café, los niños y los ojos se le encandilan cuando habla del amor de su mamá y la pasión por la música que defiende.

"D'mente fue un nombre que me puso el público. Yo siempre me he identificado como Adrián Vega. He tenido que lidiar con ese epíteto y es verdad que causa polémica. Sin embargo, no me lo pusieron porque me consideren un loco ni nada de eso, sino porque las canciones que escribo tienen una historia, trato de que inviten a pensar.

"El rap es apartado porque lo asocian con delincuencia, barrios marginales, drogas. Y es cierto que surgió dentro de lo marginal como protesta por una situación de vida muy difícil, pero ha evolucionado como música. Es otra forma de expresar sentimientos, problemas sociales y también para hablar de amor, de esperanza".

Me cuenta de sus años de niño, cuando los días se le escurrían embebido en la magia de pintar. Tenía las libretas llenas de figuras, lo mismo animales, que flores o paisajes.

Sonríe mientras me dice de los difíciles años 90 del pasado siglo: "Yo usaba pañoleta todavía y los maestros me daban cartulinas y lápices para que dibujara los mapas de las clases. Escaseaban los materiales y me fijaba de los libros y se los hacía grandes".

Después comenzó a escribir sus propios cuentos y parecía que ese sería el camino. Pero no. Casi por azar escuchó la música de Vico C y nunca volvió a ser lo mismo.

"Hijo único, madre sola, no tenía dinero para pagar todo lo que lleva este género, que es costoso y me tocó aprender para hacerlo yo. A veces hasta le doy gracias a la vida por no tener recursos. Debido a eso me obligué a buscar, a estudiar y hoy en día incursiono en el diseño gráfico, domino los programas necesarios para hacer mis videos.

"Escribo sobre las grandes preguntas que forman parte de la existencia colectiva. Por qué la vida, la muerte, la propia creación. También cuando alguna historia me toca el alma de manera especial. Alrededor de eso viene la realización gráfica, el videoclip y lo demás.

"Casi siempre dentro de una producción musical de rap es el DJ el que pone la música. El rapero busca un tema y escribe. Yo no puedo. Hago mi propia música y desde ahí escribo la canción o al revés. Claro que no es algo uniforme, depende de lo que mande la creación. Pero asumo el proceso completo".

Con una cámara digital de apenas ocho megapíxel salió su primer videoclip: Razón del labio. Defiende al rap con una fe que es casi razón de vida.

¿Es tan intensa así la fuerza de esa armonía?
"Tiene que ver también con lo que se escucha, porque a veces lo que más difunden está repleto de malas palabras, de mensajes violentos. Sin embargo, si buscamos de verdad, encontramos muchos mensajes positivos.

"A los raperos nos han tildado de contrarrevolucionarios, de antisociales, por culpa de ciertas personas, en determinadas coyunturas, no por obra y gracia del rap. Y existen muy buenos artistas, con letras que son poesía.

"Yo escribo lo que vivo y no he crecido en una sociedad de mafiosos, de violencia, así que no puedo escribir eso en mi música.

"Invito a escuchar rap sin prejuicios. Lo mismo a Nash, un español muy bueno; a Cancerbero, rapero venezolano que murió joven, pero que hacía buenos textos; a Randy Acosta, un creador de origen cubano. También a buscar a Calle 13, toda una revolución dentro del rap en idioma español. Invito a no cerrar la puerta. Aquí también estamos".

Visto 690 veces Modificado por última vez en Miércoles, 01 Agosto 2018 14:29

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - Rapper

    Amigo mío, solo una corrección Canserbero era Venezolano. Este pais ha dado frutos de buenos raperos, entre ellos: Akapellah, Apache, Gabylonia

    Like 0 Short URL: