Viernes, 20 Octubre 2017 22:56

El ángel del pincel (+video)

Escrito por Graciela Guerrero Garay
El ángel del pincel (+video) De la Autora

Las Tunas.- Apolo, desde los secretos del Olimpo, lo acompaña en la complicidad de los silencios. Quizás no podía llamarse de otra forma. Puede que los dioses susurraran al oído del padre el nombre que llevaría de por vida. Lo cierto es que su pintura no puede ignorarse y es hoy el promotor principal del movimiento de paisajistas de Las Tunas.

Las tierras del municipio de Majibacoa le abrieron los caminos a una infancia preñada de duendes, que salían de los fogones de leña y el colador de café. O detrás de las fantasías de los montes, con el canto de los pájaros y el verde de las cosechas.
Tal vez el trotar de los caballos lo llevaban más lejos, allá donde hablan las flores y los colores toman formas humanas o idílicas. Ángel Luis Velázquez Guerra nació para marcar asombros en el arte y atrapar, de cualquier modo, a quienes se adentran en sus cuadros. Por eso también es diestro en la escultura, la decoración y la magia.
De poco hablar, con una aureola de timidez en la mirada, su huella está incrustada en la plástica tunera desde el pasado siglo, donde destaca su estilo surrealista concebido desde el multiuniverso de los campos y la mazorca de maíz, sobre la cual logra detalles eróticos y una suerte de mezcla divina con la espiritualidad humana, el amor y la cubanía a través del paisajismo.
Con cinco exposiciones personales y más de 60 colectivas, Ángel Luis ganó, recientemente, muchos más aplausos que los acostumbrados. Por primera vez logró reunir obras de 10 creadores paisajistas de cuatro municipios tuneros en una muestra colectiva, bajo el nombre de Lo que el viento no llevó, todo un acontecimiento cultural que honró a la galería de la Casa Iberoamericana de la Décima.
Por esos días, el hambre del huracán Irma comió la floresta de la Isla y el verde de las ciudades. La apertura al público de ese espacio expositivo con palmas reales, ceibas, bohíos y riachuelos -como destaca el catálogo de la ocasión- fue esperanza desde aquí y hasta donde la modernidad pretende desdibujar el sabor y olor natural del monte y la campiña nuestros.
"Un abrazo al renacimiento...", dijeron con visión crítica y saludable especialistas y espectadores a este gesto de Puchy -como lo apodan-, empeñado en agrupar el talento mayor de dicha vertiente de la plástica; hecho que justo el viernes último, Día de la Cultura Cubana, se hizo realidad en Las Tunas con la apertura oficial de una sede para el movimiento paisajista y sus creadores en la provincia.
Al respecto nos cuenta que: "Nunca hemos descansado en lograr un lugar institucional para exponer las obras y a la vez, convertirlo en taller que socialice la valiosa labor de tantos artistas dispersos por los municipios.
"En una fecha tan significativa para los cubanos y el arte, inauguramos la sede del grupo de paisajistas Eureka de Las Tunas, en la Oficina del Historiador de la Ciudad, sita en Nicolás Heredia 33. Estamos muy agradecidos por el apoyo recibido de Víctor Marrero, quien es un defensor a ultranza de la cultura y cuanto tenga que ver con la identidad de los tuneros y, en consecuencia, nos abrió las puertas.
"Esta exposición reúne más de 10 cuadros de pintores de cinco de los ocho municipios de la provincia. Solo faltan creadores de Puerto Padre, Jobabo y Colombia. Nuestro sueño es unificar a quienes se dedican a defender, desde la pintura, el paisaje local y nacional, las tradiciones campesinas y dejar esa memoria en el pueblo.
"También la sede acogerá conferencias, talleres y enseñaremos la técnica a los niños y jóvenes. Ya hemos concebido un espacio para infantes discapacitados y donde pondremos a disposición del público una minibiblioteca digital sobre los paisajistas, es decir, será una compilación sobre el quehacer de los artistas y sus obras, para que cada quien sepa lo que desea del cuadro que le llamó la atención, expuesto en la galería".
Fábrica de Ideas abrió el 20 de octubre un nuevo camino a la plástica paisajista tunera, un saludo digno a esa identidad que nos distingue. Eureka, con Puchy como gestor principal, es la mazorca de maíz que él abre a la vida sobre el lienzo con su paleta de colores y el pincel.
Es sacar la esencia de esa naturaleza cosmopolita que él y sus colegas-amigos llevan dentro, pero con las raíces de lo que hace peculiar cada localidad de la provincia: el verde de sus bosques y praderas, el éxtasis de un río, la magia de los mares, el secreto de la luz y la eternidad de esa gente -nosotros-, que sale a buscar el mañana bañado de rocío entre el canto de los pájaros, la algarabía de los gallos y el despertar del sol.
Frente a este ángel del pincel y las pasiones que le sacuden gestos y palabras, aplaudo al grupo de paisajistas Eureka. Desde él y con ellos, todo puede ser tangible... un soplo de brisa, un volcán o un arcoíris. 

Visto 750 veces Modificado por última vez en Lunes, 23 Octubre 2017 13:15

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found