Martes, 10 Julio 2018 07:57

Cacharreo: Donde hay, el que busca ¿encuentra?

Escrito por José A. Fernández Salazar

Las Tunas.- Aunque fue promocionada desde su lanzamiento como una herramienta tecnológica para facilitar la protección al consumidor (eran los días previos a la puesta en vigencia de la Resolución 54 del Mincin sobre este asunto), en realidad la aplicación de Datacimex, Donde hay, es la avanzada de un proyecto encaminado al desarrollo de vías para el comercio electrónico en el país.

Minimalista y bastante intuitiva en su diseño, esta apuesta informática de la corporación cubana, utiliza la red de datos móviles de Etecsa para conectarse a una base de datos y ofrecer, de acuerdo con el criterio de búsqueda del usuario, precios de productos; dirección de las tiendas donde está disponible cierta mercancía y la cantidad que existe, un mapa de geolocalización, si se encuentra rebajada, unidad de medida, además de un lector de códigos de barras para comprobar el importe.

Donde hay, que además es gratuita, permite filtrar las búsquedas por provincias y precios, establecer surtidos favoritos y enviar los resultados por correo nauta o SMS (en estos últimos casos con cobro). Solo es disponible para el sistema operativo Android en versiones superiores a 4.4. Puede descargarse desde varios sitios, entre ellos: http://dondehay.cimex.com.cu/.

Para los límites funcionales que han establecido los desarrolladores se trata de una creación  muy completa, a la que solo podrían sugerírsele detalles como la colocación de una foto de los productos y mejoras para lograr búsquedas más efectivas, así como establecer criterios de Keyword stemming (derivación de palabras) o autocompletados para facilitar la experiencia del usuario y lograr mayores certezas en las "respuestas" del buscador.

A ello agregaría la necesidad de comprimir la aplicación. Sus 13,2 MB hacen muy lenta y azarosa la descarga para las velocidades de conexión actuales en el país.

El mayor desafío de Donde hay radica en la verosimilitud de la base de datos de la que depende, la cual, como han explicado las autoridades de Cimex, actualizan una vez al día, cuando culmina la jornada de trabajo. De hecho, han informado que se debe exigir, con la presencia del administrador, que los productos referidos en la aplicación se encuentren expuestos a la venta en el establecimiento y al precio que señaliza el sistema.

Hasta el momento, las incongruencias entre la base de datos y la realidad de las tiendas ha sido el principal hándicap de la iniciativa, aun cuando está en fase de prueba y se ha ido actualizando teniendo en cuenta tales errores. Sin embargo, es este uno de los temas claves porque constituye el núcleo central de la idea inspiradora y permitirá su posicionamiento.

Pudiera argumentarse que existen dificultades con la infraestructura tecnológica de las tiendas para asumir las actualizaciones (y no es descabellado pensar que sea en tiempo real), pero esta es una de las empresas que mayores inversiones ha realizado en los últimos tiempos orientadas a la informatización de sus procesos, por lo que un importante componente de las causas que provocan una base de datos desfasada responde a problemas organizativos.

La aplicación tiene un futuro provisorio en el desarrollo del comercio electrónico. Sus creadores y los directivos de Cimex han declarado que el objetivo es incorporar otras funcionalidades como la compra y el envío de mercancía, algo que es completamente posible actualmente en el país, donde ya existen algunas experiencias con el pago de servicios mediante el Transfermóvil (de la que estaremos hablando más adelante).

Donde hay es un muy buen producto orientado a la protección del consumidor, desde su diseño hasta la materialización en ceros y unos. Más allá de los detalles de su arquitectura y de las mejoras que pueden incorporársele, incluso, para redefinirla como una herramienta de compras electrónicas, la seriedad en la actualización de la base de datos definirá que quien acuda a ella pueda sentirse como el famoso artista español Pablo Picasso, quien se ufanaba de decir: "Yo no busco... encuentro".

Visto 1163 veces Modificado por última vez en Martes, 10 Julio 2018 10:46

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - Yusleydys

    Muy buena la intención y el concepto de la aplicación pero la realidad es bien diferente. La utilicé en varias ocasiones y no se corresponde lo que muestra con los que encuentras en los establecimientos. La última ocasión fue con un aire acondicionado. En ninguna de las tiendas donde supuestamente los vendían, existía ninguno de estos equipos, incluso algunos dependientes nos refirieron que nunca se habían vendido en esos establecimientos.Me temo además que incluso las referencias de rebaja que tiene el programa no sean ciertas.Por favor, revisar la veracidad y eficiencia de una aplicación antes de lanzarla.

    Like 0 Short URL: