Viernes, 02 Junio 2017 05:00

Elegir una vida sin tabaco

Escrito por Misleydis González Ávila

Humberto comenzó a fumar muy joven; al principio fue la presión de grupo y después la necesidad de impresionar a las chicas. Aquello que comenzó como un juego, con el tiempo se convirtió en una adicción. Así pasó más de cuatro décadas esclavizado a un cigarro. Nunca escuchó consejos. Dicen que el cáncer le arrebató la vida, pero en realidad él trazó su propio destino.

Lamentablemente la historia de Humberto no es un hecho aislado. Se conoce que el tabaquismo es uno de los problemas más graves de salud pública que anualmente arrebata la vida a más de 6 millones de personas consumidores activos, cifra que se prevé, ascienda a más de 8 millones de fallecimientos anuales para el 2030.
Pero los fumadores activos no son los únicos afectados. Se conoce que alrededor de 890 mil personas mueren por respirar el humo ajeno que llena restaurantes, oficinas y otros espacios cerrados. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el humo del tabaco contiene más de 4000 productos químicos, de los cuales se sabe que al menos 250 son nocivos, y más de 50 causan cáncer.
En Cuba, las estadísticas muestran que el 54 por ciento de las familias, el 55 por ciento de los niños, el 51 por ciento de las embarazadas y el 60 por ciento de los adolescentes están expuestos a este producto contaminante.
No hay dudas de que el tabaquismo se asocia a alteraciones en todos los órganos y sistemas del cuerpo. Las principales causas de muerte por su consumo son las enfermedades del corazón, pulmones y los tumores malignos. Sin embargo, a diferencia de otros padecimientos, no hay que buscarle una cura; ya la tiene y es conocida por todos.
"Es una epidemia causada por el hombre que puede ser vencida mediante las acciones conjuntas de los gobiernos y la sociedad civil", tal y como afirmara la doctora Margaret Chan, directora general de la OMS. No solo los gobiernos deben redoblar los esfuerzos, cada persona debe contribuir a eliminar este mal que daña la salud y a la economía personal y nacional.
Cada 31 de mayo se celebra el Día Mundial sin Tabaco. En esta oportunidad se recuerda la amenaza que representa este agente contaminante para el desarrollo de las naciones y la necesidad de aplicar medidas firmes de control del tabaco.
En Las Tunas se han desarrollado varias actividades para celebrar la fecha, protagonizadas por el Departamento Provincial de Promoción de Salud y Prevención de enfermedades. Entre las acciones destacan las charlas educativas, matutinos especiales en centros laborales y conferencias con la intención de concienciar a la población en relación a este fenómeno.
Mucho se puede hacer por el bienestar propio y de los demás. Piense que el placer que pueda generarle hoy, será su destrucción en el mañana. No permita que usted y su familia sufran las consecuencias de una mala decisión; elija vivir.

Visto 464 veces Modificado por última vez en Sábado, 03 Junio 2017 07:29

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found