Viernes, 23 Marzo 2018 07:18

Ludema se moderniza en pos de seguridad y eficiencia (+video)

Escrito por Yuset Puig e István Ojeda
Ludema se moderniza en pos de seguridad y eficiencia (+video) Fotos: István Ojeda Bello

Las Tunas.- Al visitante que pone sus pies en el Gran Hotel Manzana Kempinski, de La Habana, le será imposible no notar la contribución de esta provincia al esplendor de ese edificio, pues su mobiliario de estilo clásico salió de los talleres de la unidad empresarial de base (UEB) Muebles Ludema, la misma que ahora acomete varias inversiones que la harán más eficiente y mejorarán las condiciones de labor de sus trabajadores.

 

PUERTAS ADENTRO

En el interior de esta fábrica, perteneciente al Grupo Empresarial de la Industria de Muebles (Dujo) se realizan muchos proyectos y hasta una mera butaca tiene todo un proceso que contar. En el taller de maquinado vislumbramos las primeras formas. Allí el olor a madera está incrustado en las paredes y salta a la vista un movimiento inusual. Técnicos de China participan junto a sus colegas cubanos en el montaje de un sistema de extracción centralizado de aire, que eliminará del ambiente las partículas de polvo y las virutas.

Osmani Vigil, jefe del taller, encomia esta inyección tecnológica que se traducirá en una mayor organización, limpieza del local de trabajo y, por supuesto, disminuirán las incidencias de estas sustancias nocivas en la salud de los obreros y del medio ambiente.

fab ludema muebles tunas cuba 0002“El sistema anterior, detalla Vigil, consumía mucha electricidad porque trabajaba a máxima potencia. El nuevo evitará los derrames de aserrín y se regulará según los equipos que estén activos, por lo que ahorrará un 30 por ciento de electricidad con respecto al otro. Aquí, explica, la madera cobra vida. Utilizamos, sobre todo, haya, cedro, caoba, teca o tableros de importación. Somos 55 obreros para cortar y elaborar los distintos elementos de los muebles. Se cepilla y lija. Hay mucho para hacer y generalmente laboramos en dos turnos”.

ENTRE FORMAS Y DETALLES

Escondidos tras caretas contra el polvo y máscaras para evadir la pintura, alrededor de 50 obreros van coloreando infinidad de piezas en el taller de ensamblaje, en el que se gesta el proceso de acabado. Aquí llegó la tecnología de punta porque recién echó a andar una cámara de pintura que optimiza el quehacer de sus operarios y ayudantes.

Miguel Núñez, jefe de la brigada, puntualiza los beneficios: “El resultado final del producto es mucho mejor. Además, el sistema con cortinas de agua permite la absorción de los residuos de pintura y después, incluso, su reciclaje. Esto hace más limpio el proceso para nosotros y para el ambiente en general”.

Más allá, en el área de tapicería, Erick Balmaseda está al frente de otros 22 obreros que protagonizan rutinas de gran complejidad, pues los estándares de calidad resultan muy altos y el control y la exigencia acompañan todo el proceso.

“Alrededor del 80 por ciento de los muebles que comercializa la fábrica son de tapicería y constituye diariamente un reto, insiste. Las curvas pronunciadas en los diseños poco tradicionales exigen mucha entrega. Los modelos en los que trabajamos ahora, los hacemos por primera vez. El colectivo es joven, pero con experiencia y aquí estamos comprometidos con la reputación de Ludema”, puntualiza Balmaseda.

PRESTIGIO BIEN GANADO

fab ludema muebles tunas cuba 0018Por varios años esta unidad empresarial ha sido una proveedora habitual de las instalaciones ubicadas en importantes polos turísticos del país como Varadero, Jardines del Rey, cayo Santa María, Santiago de Cuba y la capital. De hecho, tras cumplir sus compromisos con el Gran Hotel Manzana Kempinski asumieron la tarea de amueblar el hotel Packard, que deberá abrir el año próximo. Asimismo, cumplen otros pedidos para el Polo de Playa Pesquero, de la provincia de Holguín, y están en marcha las negociaciones de contratos con el proyecto de alojamiento de Prado y Malecón, de La Habana.

Tampoco descuidan los requerimientos de otros clientes como el Ministerio de Comercio Interior, para el cual elaboran cunas, subraya Antonio Torres Infante, jefe del Grupo de Ingeniería y Desarrollo. Él acota que la tecnología ya instalada en la fábrica posibilitará, además, mejorar la precisión de los cortes y permitirá trasladar los muebles desarmados, lo que repercutirá en un aprovechamiento más óptimo del transporte.

En el 2018 Ludema tiene un plan de producción valorado en más de 16 millones de pesos (moneda total), pero el ritmo productivo visto allí y las expresiones de los rostros detrás de las herramientas denotan el compromiso de este colectivo, que mantiene a la UEB como una de las mejores de su tipo en Cuba.

Visto 2939 veces Modificado por última vez en Domingo, 25 Marzo 2018 12:14

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found