Domingo, 12 Agosto 2018 13:09

Opiniones en arrancada de consulta sobre reforma constitucional en Cuba (+video)

Escrito por Elena Diego e István Ojeda
Opiniones en arrancada de consulta sobre reforma constitucional en Cuba (+video) Elena Diego, István Ojeda y cortesía de los entrevistados

Las Tunas.- Con la mira puesta en la consulta popular que ya comienza sobre el Proyecto de Constitución de la República, 26 Digital interroga a tres representativos del gremio jurídico en esta provincia del oriente cubano. Ellos opinaron sobre la trascendencia, alcances y retos del proceso de cambio constitucional en marcha.

LA PARTICULARIDAD DEL MOMENTO

prof idael jurista“El Derecho como ciencia social debe estar en armonía con las necesidades concretas de la sociedad”, dice Idael Rodríguez Domínguez, licenciado en Derecho y máster en Ciencias Políticas. “En Cuba - agrega-, han acontecido un grupo de cambios sustanciales en el orden político, económico y social a partir de la actualización de nuestro modelo económico y el Derecho no está ajeno a ello. Todo debe regularse y establecerse los preceptos jurídicos para determinadas actividades y acciones en función de la política y el comercio”.

zahira ojeda2Zahira Ojeda Bello imparte Teoría del Estado y el Derecho en el centro de altos estudios del territorio, ella opina que “nuestra Constitución cuando fue aprobada en 1976 fue muy novedosa en América Latina y el mundo”. Sin embargo, “nos hemos quedado muy atrás en materia de los derechos y garantías constitucionales, no porque no seamos un país garante de los derechos o porque la Constitución tenga alguna cláusula que invalide y prohíba el ejercicio de los derechos que están hoy dispuestos, sino porque el desarrollo de las relaciones sociales que se vienen dando en la sociedad cubana hoy hacen que se establezcan nuevos derechos, asociados por ejemplo al desarrollo de la tecnología y otros que no tenemos configurados directamente”.

reforma debate tunas cuba 0001“La voluntad política se expresa ahora en cambios normativos. Se reafirma a la Constitución de la República como la máxima norma de un Estado de Derecho”, sostiene Yordanis Álvarez Alzar, máster en Derecho Constitucional y Administrativo. Desde su punto de vista “se ratifica el principio de la supremacía constitucional que en un Estado de Derecho significa que nada está por encima de la Constitución y de las leyes”.

“Esta reforma -acota- tiene una condición especial que la diferencia de las anteriores: al haber cambios en materia de deberes y derechos dentro del texto, hay que llevarla a referendo popular, el cual implica el carácter participativo y activo de la población en función de la Constitución”.

DEMOCRACIA REAL

La consulta popular no es un ejercicio formal, sostiene Idael Rodríguez. “Es trascendental la participación y el apoyo de la sociedad civil para elaborar una Constitución que responda a toda la sociedad, pues contribuirá a que se mantenga la participación y el sentido democrático que tenemos con respecto a las normas en Cuba, a que otras cuestiones que se iban quedando atrás sean actualizadas y responder a demandas existentes en el orden del derecho”.

Por su parte, Zahira Ojeda advierte que “el mayor reto de la reforma es que sin separarnos del camino del proyecto revolucionario que queremos, debemos tener una claridad meridiana del momento, de lo que hemos sido capaces de avanzar. Los derechos y garantías han de ser el centro, porque es la parte más sensible; y porque cuando escuchas a las personas, aun cuando no tengan toda la dimensión de lo que implica la reforma, es ahí donde tienen aspiraciones de que algunas cosas van a cambiar, pues ninguno de los principios generales del capítulo 1 vamos a modificarlo”.

Desde su rol como presidente de la Junta Directiva Provincial de la Unión Nacional de Juristas de Cuba en Las Tunas, Yordanis Álvarez comenta que “estamos enfrascados en primer lugar en apoyar este Proyecto, porque es superior y ha reconocido esencias que nosotros durante mucho tiempo hemos debatido en diplomados, maestrías y doctorados. ¿Significa que el texto es perfecto? Nunca lo va a ser. Con el debate popular se enriquecerá más”.

INFÓRMESE Y OPINARÁ CON EFICIENCIA

El estudio y debate del Proyecto de Constitución será un modo sui generis de incrementar el conocimiento de la gente sobre las características y alcance de las cuestiones jurídicas en las cuales solo reparan cuando se sienten perjudicados o favorecidos directamente.

No es menos cierto que como alerta Idael Rodríguez, quien también dirige el Departamento de Derecho en la Universidad de Las Tunas, “la cultura jurídica de la población es baja. Se han dado pasos, pero no es suficiente. Ni siquiera las personas tienen acceso a comprar una Constitución a precios razonables. La elevación de esa cultura requiere de un trabajo mancomunado entre los juristas, la carrera de Derecho, las organizaciones políticas y de masas, y de los responsables de la divulgación, a partir de su venta a precios módicos. Todo esto requiere un pensamiento del Estado y el Gobierno”.

Incluso, para el propio gremio jurídico este proceso será enriquecedor. Así lo estima Zahira Ojeda, quien ejerce además como especialista en Asesoría Jurídica. “No se trata de tener una Constitución nueva, sino de actualizar lo que no hemos sido capaces de aplicar coherentemente y que dado el proceso en que nos encontramos es necesaria renovarlo. No porque sea vieja o no tenga vigencia, sino porque no hemos sido capaces de lo que está allí llevarlo a un camino mucho más avanzado y porque han ocurrido cambios sustanciales en la estructura organizativa del Estado cubano”.

Sobre el particular Yordanis Álvarez aclara que “la Constitución, al ser la Ley de leyes, tiene un carácter normativo esencial, pero también posee declaraciones de principios políticos y jurídicos que son esenciales a los efectos de iniciar un proceso legislativo posterior. No todo puede quedar en la Carta Magna. ¿Significa que la Constitución no tiene efecto vinculante? ¡Claro que lo tiene! ¿Qué no es de aplicación directa? ¡Sí lo es!”

El jefe del Departamento de Consultoría Jurídica y Asesoría Legal de la Dirección Provincial de Justicia defiende el criterio de que “para entrar al proceso de discusión hay que participar de manera activa; y para eso hay que prepararse y leer. No importa el punto de vista, la creencia o la filiación que se tenga.

“El objetivo, concluye, es debatir, participar, proponer ideas. De todo eso saldremos más fortalecidos. No se piense nunca que por tener diferencias o divergencias no hay unidad. Todo lo contrario, eso permite que haya prosperidad y desarrollo en la nación. Yo confío absolutamente en este proceso”.

 

Visto 1393 veces Modificado por última vez en Lunes, 13 Agosto 2018 23:47

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found