Jueves, 16 Agosto 2018 06:56

La prensa en una determinante prueba cívica

Escrito por Tomado de Granma

La Habana.- La prensa y los periodistas seremos esenciales en el proceso de consulta del pueblo de Cuba sobre el Proyecto de Constitución, la más determinante prueba cívica de los últimos años, que comenzó en la Isla el pasado 13 de agosto, aseguraron este miércoles especialistas y profesionales del sector.

En este reto que se nos impone, el punto de partida debe ser la construcción del consenso, que nace de aceptar la opinión de los demás en pos del bien común, valoró Ricardo Ronquillo Bello, presidente de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), durante el panel La prensa en Cuba: en la encrucijada de la nueva Constitución.

Ronquillo, quien intervino por vía digital, aseguró que este proceso exige el mayor grado de innovación y creatividad de nuestros profesionales, en las plataformas tradicionales y en los canales que ofrecen las nuevas tecnologías de la información, para que se transparente ese debate y se muestre la forma en que las instancias pertinentes lo recogen, evalúan y tienen en cuenta.

La diversidad de criterios enriquecerá el Proyecto de la nueva Constitución, aseguró la doctora en Ciencias Jurídicas Martha Prieto, vicepresidenta de la Sociedad Cubana de Derecho Constitucional, durante el encuentro que tuvo lugar en la sede de la UPEC en la capital.

Sin embargo, los periodistas no podrán reflejar los debates si no conocen y estudian el Proyecto. Martha Prieto, en su intervención, aclaró qué se entiende por Constitución, cuáles son los cambios esenciales en la estructura de dirección del país que propone el Proyecto, qué entendemos por derechos y deberes de los ciudadanos y qué nuevas propuestas este incluye.

Es imprescindible para el sector analizar, además, qué dispone el nuevo documento sobre los derechos relacionados con la Comunicación. "Para ello, es inevitable el estudio de las constituciones cubanas que le preceden", especificó la doctora en Ciencias de la Comunicación Rosa Miriam Elizalde, vicepresidenta primera de la UPEC.

En ese sentido, la especialista explicó que desde las constituciones mambisas, comenzando por la de Guáimaro en 1869, la libertad de prensa se incluyó entre los derechos individuales de los cubanos. Sin embargo, la mayoría de estas normas expresaron el derecho relacionado con el sujeto que informa, pero no el de aquellos que reciben la información.

Hoy, entre las principales fortalezas del actual Proyecto, se delimitan claramente el derecho de expresión, el de acceso a la información y el de distribución de la información (prensa), pero a la vez se declara la disposición que obligan a toda autoridad y a los organismos del Estado a hacer pública la información que poseen, resaltó Elizalde.

También, "este documento salvaguarda el papel político y clasista de nuestra prensa, al definir el tipo de propiedad en que ella se sustenta -la socialista de todo el pueblo- y pone un valladar a la posibilidad de que resurja el monopolio privado en el sector de los medios en Cuba", reconoció.

Sin embargo, "no se concibe pensar en los derechos a la comunicación y a la participación social que declara este documento, si no tenemos en cuenta el nuevo entorno digital que replantea no solo las formas de su acceso, sino los mecanismos para su protección, uso, conservación y difusión, todo ello a partir de razonamientos éticos de nuevo tipo en torno a la privacidad, la propiedad intelectual, el acceso libre al conocimiento...", concluyó la vicepresidenta primera.

En el encuentro, periodistas, académicos y especialistas, recordaron a Antonio Moltó, presidente de la organización hasta el pasado 15 de agosto de 2017, a un año de su desaparición física, además de otros compañeros del gremio que murieron recientemente como Ana María Radaelli, Jesús Hernández, Pedro Hernández Soto, Lázaro Fernández, Rafael Daniel, Renato Recio, entre otros.

La UPEC habilitó el correo Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. para que periodistas o la población en general pueda enviar comentarios y propuestas sobre el Proyecto de Constitución o acerca del reflejo en los medios de este debate popular.

Visto 345 veces Modificado por última vez en Jueves, 16 Agosto 2018 17:54

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - meril

    Cuando nos referimos a que sea el pueblo quien decida, hay que tener mucho cuidado, porque hay muchas personas que lo que quieren es disgustar al pueblo y modificar a su antojo o a conveniencia la nueva constitución propuesta. Ya hemos leído la cantidad de criterios locos que se ve a las claras que lo que pretenden es disgustar a la población. Y me voy a referir solamente al tema sobre el Artículo 68 “Matrimonio”. Ahora la han arremetido contra las personas del mismo sexo que simplemente lo que quieren es formalizar su relación de pareja que, por cierto, lo veo muy justo, porque esas “parejas” que mantienen una relación estable, que son personas muchas de ellas de buenas conductas, que han tenido el valor y el coraje de mostrarse tal cual son, que no llevan una doble vida para tapar su preferencia sexual, merecen la oportunidad de ser respetados sus derechos y preferencias y tienen todo el derecho también a estar protegidos por la ley, lo mismo que sucede con las parejas heterosexuales en cuanto a Patrimonio, Seguridad Social, etc. No nos dejemos engañar por criterios “religiosos”, que si hay un Dios, que sea él quien se encargue del prójimo y que todos sabemos que el matrimonio no se ha concebido exclusivamente con fines reproductivos. De la misma forma que hay deberes, también toda persona tiene el derecho de escoger con quién vivir. Y ya habrá leyes y organismos que se encarguen de mantener el orden, respeto y disciplina en las calles para “todos” por igual.
    Yo estoy a favor del matrimonio igualitario. Y si no están de acuerdo de la forma que se enfocó en el Proyecto de Constitución, pueden modificarlo de esta forma: El matrimonio es la unión concertada entre un hombre y una mujer o entre personas del mismo sexo y que ninguno de los contrayentes tenga lazos de consanguinidad.

    Like 0 Short URL: