Jueves, 12 Abril 2018 05:36

Una fábrica con Voluntad

Escrito por Yuset Puig Pupo
Una fábrica con Voluntad Foto: ReyLópez.

Las Tunas.- Para Marianela Pavón es muy difícil alejarse de las rutinas de sus últimos 30 años. Desde bien temprano viste de blanco, se coloca una mascarilla y a media mañana ya tiene frente a ella una montaña de trozos de fruta bomba, listos para comenzar a procesar.

Esta veterana de la fábrica de conservas La Voluntad, en el municipio de Jesús Menéndez, conoce al dedillo cada parte del proceso productivo. Junto a otros cinco trabajadores se desdobla en todos los oficios que sean necesarios, pues tras la rehabilitación capital de finales del pasado año, la unidad se ha propuesto mantener una oferta estable y de la mejor calidad posible.

José Luis Bauzá, además de director, es otro obrero en los momentos que lo demanda la producción. Asegura que las mejoras constructivas hoy garantizan mayor inocuidad de los alimentos con la introducción del concepto de marcha hacia adelante, de forma tal que las materias primas nunca se crucen con los productos terminados.

"A finales del 2017 -puntualiza Bauzá-, recibimos 140 mil pesos en moneda nacional para remodelar la fábrica, un aporte de la contribución territorial. El reto fue bastante grande porque aquí había serios problemas estructurales, pisos y paredes descorchados, los fogones estaban en condiciones deplorables y trabajábamos con el inconveniente de la penetración del humo.

"Hoy La Voluntad luce diferente. Los pisos son nuevos, con losas antiácidas; se amplió considerablemente el almacén, acondicionaron lavaderos enchapados en mármol, cambiaron el sistema de la cocina e hicieron baños para el uso de los trabajadores.

"El mayor beneficio que recibimos fue la adquisición de una máquina para sellar latas. Por primera vez estamos haciendo producciones enlatadas, lo cual nos resulta más rentable. Tenemos en plan una despulpadora más grande, pues la que poseemos en estos momentos retarda y limita el proceso", concluyó.

Dentro de la instalación, el aroma anuncia lo que se cocina al vapor. Latas de mermeladas de fruta bomba, guayaba, mango y puré de tomate pueden adquirirse allí según los picos de cosecha y los surtidos que Acopio les haga llegar.

Además de vender conservas de frutas y vegetales a la población, la unidad apoya el abastecimiento a los centros educacionales, las instituciones de Salud y otros organismos priorizados.

En estos momentos, la minindustria procesa materia prima para la producción de puré de tomate, más mermelada y dulce de fruta bomba. Sus planes pronostican alrededor de ocho toneladas de conserva cada mes. Las rutinas allí hermanan el aprovechamiento de los recursos con el compromiso de llevar a los pobladores una oferta que satisfaga sus necesidades.

Visto 857 veces Modificado por última vez en Jueves, 12 Abril 2018 09:11

Artículos relacionados (por etiqueta)

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found