Domingo, 15 Julio 2018 06:40

Refuerzan medidas en la etapa de mayor natalidad

Escrito por Misleydis González Ávila

Las Tunas.- Autoridades del Programa Materno Infantil (PAMI) encauzan las estrategias para garantizar la salud de la madre y el niño en este segundo semestre del año, en el que, históricamente, ocurre la mayor cantidad de nacimientos en esta provincia.

Al decir de la doctora Osmara López Borrero, jefa de la Sección Materno-Infantil, se reorganizan los servicios de parto y cesárea en el  hospital Ernesto Guevara de la Serna , y en Puerto Padre, Amancio y Jobabo.

"El personal de los hogares maternos -explica- se pone en función de acercar las embarazadas a término a la institución y se discuten las remisiones de los municipios. En los hospitales se busca que los servicios de menos productividad en estos meses cedan el espacio para la atención a este grupo.

"Igualmente el recurso humano planifica las vacaciones para no afectar los procesos asistenciales. En esta etapa son decisivas las acciones para la sostenibilidad del PAMI, que cerró el pasado semestre con una de las tasas de mortalidad infantil más bajas del país".

El territorio avanza en este programa, como resultado de un trabajo sistemático que inicia desde la Atención Primaria de Salud. Destaca la disminución del índice de cesáreas y el cumplimiento de los protocolos nacionales de actuación en la obstetricia. Al mismo tiempo continúa el seguimiento diferenciado a los infantes de riesgo y no se reportan muertes maternas.

No obstante, persisten problemas que pueden atentar contra los resultados. "Todavía muchas féminas -expone- se involucran en el proceso reproductivo sin condiciones adecuadas; entre los riesgos figuran las enfermedades crónicas, período intergenésico corto y antecedentes obstétricos desfavorables. Además, de un aproximado de tres mil mujeres que hoy esperan un hijo, el 21 por ciento son adolescentes".

La especialista solicita el apoyo de las familias tuneras para hacer cumplir lo indicado. "No es un capricho del médico ingresar a una embarazada de riesgo, sino una necesidad que asegura su bienestar, y los más allegados también deben ejercer una influencia positiva en ese sentido", afirma.

"Por otra parte, en esta época muchas personas se mueven hacia las zonas de veraneo y las gestantes no pueden realizar los mismos esfuerzos que el resto de la familia. Los niños menores de 1 año tampoco deben exponerse a peligros ni a la intensidad de las temperaturas.

Visto 1248 veces Modificado por última vez en Domingo, 15 Julio 2018 17:01

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found