Sábado, 18 Noviembre 2017 07:59

Por la unidad de los trabajadores del sector de la construcción

Escrito por

 

«Nos debe convocar trabajar sobre la vergüenza y la dignidad de los hombres», instó el Comandante de la Revolución Ramiro Valdés Menéndez, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros en la clausura de la Primera Conferencia del Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Construcción, que sesionó en el Palacio de Convenciones de La Habana.

El también miembro del Buró Político del Comité Central del Partido señaló que todos somos constructores, porque edificamos la sociedad socialista. Por tanto hay que trabajar con la respuesta y los compromisos de los hombres con su Revolución de una manera sistemática: «Hay que combatir todos los días, a todas horas y combatir bien», subrayó Valdés Menéndez.

Aseguró que cuando los hombres están comprometidos con su profesión y con su trabajo, los problemas se resuelven. «Hay que obtener resultados con hechos concretos y no con consignas», significó y remarcó la necesidad de colectivamente identificar y solucionar los problemas surgidos en cada obra.

Luego de la lectura del informe central, los delegados al magno foro hicieron referencia a los problemas de la calidad en las obras, la organización y normación del trabajo, la disciplina laboral y tecnológica, el aprovechamiento de la jornada, los bajos rendimientos, las ineficiencias en el auto control y autogestión de jefes, mandos medios y trabajadores. También abordaron el enfrentamiento y rechazo a conductas negativas, indisciplinas, ilegalidades, delitos, corrupción y la necesidad de elevar la efectividad de la vigilancia y la realización de la guardia obrera.

Al respecto, Inés María Chapman, presidenta del Instituto Nacional de Recursos Hidraúlicos, comentó acerca de la política aprobada para la explotación del agua, que abarca un programa estratégico a cumplir hasta el año 2030 y que contempla inversiones en las plantas potabilizadoras, los trasvases, las redes y conductoras, entre otras infraestructuras.

Por su parte, René Mesa Villafaña, ministro de la Construcción recordó que se han incrementado las obras a construir y el sector está inmerso en varios programas estratégicos constructivos como la Zona Especial de Desarrollo Mariel, el turismo, la edificación y reparación de viviendas, viales, la creación de parques fotovoltaicos, eólicos, hidroeléctricas y otras fuentes renovables de energías.

«Construimos con la premisa de que toda la divisa generada por nuestro trabajo debe quedarse dentro del país», advirtió el titular y enfatizó en la necesidad de incrementar la mano de obra para dar respuestas a los planes constructivos de los próximos años.

Las palabras finales estuvieron a cargo de Ulises Guilarte de Nacimiento, miembro del Buró Político del Partido y secretario general de la CTC, quien elogió las discusiones sostenidas que responden a la complejidad del actual escenario nacional e internacional.

«Hoy estamos desarrollando tareas de alta complejidad y de mayor alcance», expresó el máximo dirigente de la clase obrera cubana y significó la necesidad de un proceso de cambio dentro de la mentalidad de empleados y empleadores para dar el vuelco necesitado por la sociedad cubana actual.

Al concluir el magno evento, que contó con más de 300 delegados de todo el país, quedó constituido el Comité Nacional del Sindicato de Trabajadores de la Construcción presidido por Carlos de Dios Oquendo, ratificado como secretario general.

Visto 679 veces
Tomado de Granma

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tomado de Granma

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found