Martes, 14 Agosto 2018 03:01

René González, una vida por Cuba

Escrito por Esther De la Cruz Castillejo
René González, una vida por Cuba Fotos: ReyLópez

Las Tunas.- Ayer, 13 de agosto, cumplió 62 años el Héroe de la República de Cuba René González Sehwerert. Un hombre que ha mostrado su satisfacción al nacer el mismo día que Fidel Castro y ha dado ejemplos intensos de su compromiso con el Líder, la Revolución Cubana y el pueblo del que forma parte.

Rene 3René estuvo hace unos días de visita por Las Tunas. En el recorrido dedicó apenas un rato de la mañana a intercambiar con los hijos de esta tierra en el marco de la presentación de su libro Escrito desde el banquillo.

26 Digital celebra su onomástico compartiendo con los lectores algunas de las reflexiones de su corta estancia. Fueron dichas con suma modestia y la serenidad de quien estuvo en "las entrañas del monstruo" y sabe que no se puede confiar pero "ni tantito así" en el imperialismo yanqui.

 

Lea más: Presentan en Las Tunas diario de René González

LA VIDA VORAZ QUE SE ENREDA

"En el año 1998 el Gobierno norteamericano pensó que a través de un juicio político podría tomar venganza contra Cuba. Todos sabemos que unos meses antes del arresto de nosotros (se refiere a la red Avispas, de la que formaba parte) una delegación del FBI había visitado La Habana y se había entrevistado con un grupo de funcionarios.

"A esa comitiva le entregaron pruebas de las actividades terroristas contra la Isla, una de las cuales nosotros monitoreábamos. Regresaron a Estados Unidos en junio de 1998, luego de prometerle al Gobierno cubano que iban a actuar con esa información. Tres meses después, en lugar de tomar acciones contra los terroristas, lo hicieron contra nosotros.

"Tuvimos la posibilidad de conocer además, la naturaleza perversa de muchos de los fiscales que trabajan para la Administración norteamericana en La Florida. Creo que asumieron, tal vez empujados por sus estereotipos y complejos imperiales, que los Cinco tomaríamos el camino que generalmente asumen los acusados del Sistema Federal estadounidense: el de comenzar a hablar desde el primer día, decir lo que sabe y lo que no se sabe, repetir lo que los fiscales quieren que se diga, sea verdad o mentira.

"Cometieron el gran error, utilizando trucos que han empleado siempre, de acumular cargos sobre cargos en algunos de nuestros compañeros. Yo creo que con esa decisión los fiscales sellaron la suerte del juicio y del caso en general.Rene 5

"Para agosto del 2000 la frustración que tenían era evidente. Decidieron compensar un error con otro error porque ya no podían dar marcha atrás en todo lo que habían hecho. Y entonces me hicieron la propuesta espuria, absurda, de que si yo cooperaba y me declaraba culpable, ellos le perdonaban la residencia a Olguita y no la deportaban para Cuba.

"Un 13 de agosto fue la última visita que tuvimos ella y yo. Le dije que tenía que estar preparada para cualquier cosa porque esa gente era capaz de todo. Y efectivamente, el 16 por la mañana fueron para la casa de Olguita, la arrestaron y la llevaron para un centro de inmigración.

"Luego la trasladaron para otra cárcel, donde ponen a los castigados de los centros de inmigración. Estuvo tres meses en esa prisión, en condiciones peores, incluso, que las de nosotros. El 22 de noviembre fue deportada a Cuba".

LA VIDA, QUE ALUMBRA EL TRUENO 

"Un juicio donde los fiscales terminan siendo los acusados, fue lo que sucedió en nuestro caso. Desde que inicia el proceso, los fiscales comienzan a tratar de suprimir la evidencia, eso era hasta sorprendente para nosotros.

"Uno se imagina que cuando un fiscal se presenta ante una corte después de haber detenido a un reo, lo que desea es que la evidencia salga a la luz, ponerlo todo sobre la mesa. Pero ocurrió algo muy extraño.

"Los fiscales trataron todo el tiempo de soslayar la evidencia que ellos mismos habían logrado coleccionar sobre nosotros. Y esto hace que el récord oficial del proceso sea muy incompleto.

"Estuvimos dos años presos antes de que comenzara el juicio. Como ellos hicieron todo lo posible para que no pudiéramos defendernos, pusieron la evidencia lejos de nosotros. Ricardo Alarcón lo dice muy descriptivamente: nos tenían en un hueco y a la evidencia en otro hueco.

libro-Cinco"Para prepararnos para el juicio teníamos que ser llevados a aquel otro hueco, aquello era un viacrucis en el que había que solicitar muchos permisos.

"De todo ese proceso los alguaciles comienzan a establecer con nosotros una especie de relación personal, no amistosa, pero sí respetuosa. Ya cuando empieza el juicio ellos nos conocían y en la medida en la que se va desarrollando la trama terminaron simpatizando con nosotros.

"Nos levantábamos entonces a las 4:30 am, esperábamos en el piso a que nos vinieran a buscar. Nos encadenaban, bajaban a una celda donde nos desnudaban y revisaban. Y volvían a vestirnos. Luego nos ponían en otra celda donde nos daban un magro desayuno y después venían los alguaciles a buscarnos. Nos encadenaban y, por un laberinto de pasillos, llegábamos a un lugar a las 6:30 am que era como una perrera donde metían a 70 presos juntos ahí, oliéndose los unos a los otros. Y a las 9:00 am salían a buscarnos para ir a la sala de la Corte. Llegábamos a la sala y todo el mundo nos saludaba.

"Los fiscales, que habían dormido en su casa, con aire acondicionado, a lo mejor habían hecho el amor, aparecían al rato de todo eso. Ellos habían salido de sus hogares, después de desayunar tal vez bacón con huevo o algo así.

"Tenían sus automóviles de 16 cilindros y también acondicionados. Llegaban a la Corte y, cuando entraban, nadie los miraba. Metían la cabeza bajo la mesa y nosotros a darles golpes. Ese fue el proceso del juicio".

LA VIDA, QUE PENDE DE TODO

mano-Rene"Las reacciones de la prensa son sumamente interesantes. Porque hay un momento del juicio en el que ellos se percatan de que están perdiendo el caso y empiezan a buscarle explicaciones a eso. Las actitudes fueron, algunas esquizofrénicas y otras, hasta risibles.

"Recuerdo el día en que el Miami Herald llega a acusar a los fiscales da estar de acuerdo con el Gobierno cubano y de no querer presentar toda la evidencia. Ellos estaban locos porque los fiscales encontraran alguna evidencia encausada hacia nuestra intención de dañar a los Estados Unidos.

"Se dio el caso de un artículo, por mencionar otro ejemplo, que trataba de explicarse nuestra actitud en el juicio. Y entonces se les ocurrió decir que habíamos sido entrenados con alucinógenos aquí en Cuba y que como resultado de eso podíamos permanecer así.

"Cosas como en una película de ciencia ficción en la que una llamada telefónica a una persona la activa. Todas esas reacciones de la prensa se reflejan en el juicio".

LA VIDA DE UN AMANECER 

"Creo que es imposible no reconocer el cariño de la gente, habría que estar ciego e insensible para no entender que a uno lo aprecian. Pero en Cuba hay muchos héroes y entonces hay que mantener un balance ahí, entre reconocer la realidad de lo que nosotros representamos para mucha gente, pero también darse cuenta de que muchas de esas personas pueden haber sido, incluso, más héroes que nosotros.

"No somos extraterrestres. Somos hijos del pueblo, de la Revolución. El juicio se ganó especialmente en el plano moral. Estábamos seguros de que era muy difícil que un jurado de Miami hiciera justicia.
"Desde el primer día nos propusimos que ese era nuestro Moncada, que nuestra actuación iba a ser una Historia me absolverá. Y llevar todo ese proceso a ese plano moral fue la actitud que nos permitió la victoria. Y repito, esa victoria hubiera sido imposible si no hubiésemos sido hijos de la Revolución Cubana y de este pueblo".

Visto 1814 veces Modificado por última vez en Martes, 14 Agosto 2018 09:10

Artículos relacionados (por etiqueta)

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • Invitado - ana

    Gracias por existir , eres un héroe de este tiempo con mucho valor , sentimos que fue muy breve su estancia en Las Tunas y no todos los que quisiéramos verle pudimos , le esperamos de vuelta.

    Like 0 Short URL: