Lunes, 03 Abril 2017 08:57

Tarea que no admite cansancio

Escrito por Ramiro Segura García

Aunque parezca recurrente por la constante mención, es necesario  reforzar los diferentes mecanismos políticos y gubernamentales encaminados a incrementar la comprensión ciudadana de lo imprescindible de la recreación sana para darle mejores matices a la vida en la sociedad que construimos.

Hay que seguir profundizando en el porqué se buscan vías para sumar personas en la batalla para lograr un modo de vida más saludable y tranquilo.
Lo esencial está en crear una cultura que sitúa al alcohol en el sitio que le corresponde, sin necesidad de vincularlo con la mayoría de las actividades públicas que se conciben.
Aún faltan engranajes para facilitar el cambio de opiniones y composturas de gran parte de la población incluyendo a determinados funcionarios, que asocian la recreación con el expendio y la ingestión de bebidas alcohólicas.
La lucha persiste, muchas veces con oponentes, porque valoran que esto forma parte de las añejas tradiciones, que trasciende de generación en generación, y por tanto forman parte de la cultura.
Es una cuestión que no admite cansancio y que poco a poco obliga a encontrar senderos más eficaces para ascender por ese destino.
La provincia busca variantes apropiadas para incidir paulatinamente con el propósito encaminado a la comprensión de que pueden desarrollar eventos atractivos y felices sin presencia del alcohol.
La acertada combinación de actividades culturales, deportivas, comerciales y gastronómicas en la Noche Tunera de fines de semana en un largo tramo de la calle Vicente García, en el centro de la ciudad cabecera, constituye una expresión de las iniciativas para que las personas concurran a encontrar lo que desean para divertirse o resolver problemas vitales de los hogares, sin dedicarse a la "tomadera", sin obviar los momentos apropiados como en el acompañamiento a la comida o de paso por determinados espacios habitados para eso.
Tal iniciativa se extiende por el resto de las capitales municipales con favorables criterios en las respectivas localidades.
Con similar enfoque se desarrollan los chequeos semanales del Trabajo Comunitario Integrado Por Nosotros Mismos en los barrios, en el que primeramente la población debate sobre lo que debe hacer para seguir mejorando sus condiciones de vida, y posteriormente se divierte con las actividades culturales, deportivas y exposiciones de artículos de las propias comunidades. Gustosamente concurre a la compra de productos que se ofertan en las ferias.
Las ferias comerciales de fines de semana en los ocho municipios transcurren con parecidas concepciones, y la inmensa mayoría de los lugareños acude con el deseo de encontrar abastecimientos para las viviendas, con el deseo de mejorar el estado de ánimo y hacer menos agobiantes las búsquedas de mercancías en los días siguientes.
A veces la ciudadanía considera esto como cuestiones aisladas, pero están en los proyectos de las principales autoridades, en paralelo con las acciones generales de la nación para quitarle protagonismo al alcoholismo con mayores niveles de satisfacción ciudadana con el fomento del trabajo creador, la lectura, la apreciación de las distintas manifestaciones artísticas, el disfrute de la programación de la radio y la televisión, la cultura del detalle, el cuidado de la propiedad social y personal, los valores éticos y morales, entre los numerosos aspectos.
Se habla de asuntos que pueden estar desligados de las bebidas, porque a nadie se le ocurriría aplicarle ley seca o restricciones al Carnaval, la Jornada Cucalambeana, verbenas y otras tradiciones populares de amplia convocatoria.
La batalla no admite metas precipitadas ni procedimientos arbitrarios para llegar a estatus deseados, sino de acciones consistentes y coherentes que permitan a cada cual la elección consciente de las cosas recreativas,conociendo lo dañino que es el alcohol.

Visto 2240 veces Modificado por última vez en Lunes, 03 Abril 2017 09:57

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found