Domingo, 24 Junio 2018 09:02

Por un verano sin sobresaltos

Escrito por Misleydis González Ävila y Graciela Guerrero Garay

Las Tunas.- Un calor intenso llena el rostro de Carlos, trabajador de Servicios Comunales que acaba de gestionar una reservación para el campismo. Pudo conseguirla y está feliz. La familia irá de vacaciones, solo esperan que termine el curso escolar. A su alrededor, más de una decena de tuneros buscaban también las ofertas estivales.

Divertirse y salir de casa simula ser la prioridad. Un sondeo de opiniones entre quienes allí aguardaban su turno, puso al descubierto la escasa percepción de los riesgos asociados al verano. Las alertas sanitarias piden reflexionar acerca de las consecuencias que trae para la salud humana el cambio climático y las altas temperaturas.

playaHay una extensa lista de cuidados que exigen los meses de julio y agosto. Así lo afirma Liset Hidalgo Pérez, jefa del Departamento Provincial de Promoción y Prevención de Enfermedades.

Pocos sucesos son tan comunes en esta temporada como la aparición de deposiciones líquidas, pero, ¿qué las produce? "La diarrea es un síntoma de infección gastrointestinal causado fundamentalmente por agentes bacterianos, virales o parasitarios.

"Generalmente se transmiten por vía fecal-oral y por la ingestión de alimentos contaminados, y de otras bebidas o hielo, no expuestas a algún proceso de purificación", explica.

Además del lavado constante de las manos y las medidas para evitar la contaminación del agua, hay que esmerarse en la elaboración y conservación de las comidas. No pocos tuneros acostumbran a llevar el almuerzo a las playas y un inadecuado almacenamiento provoca la proliferación de bacterias e intoxicaciones alimentarias.

En estos meses también suelen emerger brotes de conjuntivitis de etiología viral o bacteriana. Los síntomas incluyen enrojecimiento, picazón, ojos llorosos, supuraciones... Para evadirla se recomienda el uso personal de gafas, espejuelos, pañuelos, toallas y otros.

"Cada persona enferma tiene la obligación de aislarse porque el padecimiento se propaga muy fácil por el contacto directo o indirecto con las secreciones de los ojos infectados", insiste.deporte

El dolor de garganta, congestión nasal e incluso, fiebre baja, principalmente en los niños, tampoco faltan en el verano. Una buena higiene personal y del hogar es la manera más fácil de "luchar" contra los virus que provocan las infecciones respiratorias.

"Algunos gérmenes -puntualiza- invaden nuestro cuerpo cuando alguien estornuda o tose cerca de nosotros; además, se esparcen por el contacto de la piel, por ejemplo, al dar la mano o un abrazo. Los pasamanos, teléfonos, controles remotos y las pantallas y teclados de las computadoras pueden estar llenos de estos microorganismos.

"Muchas personas tildan de extremistas a aquellos padres que prohíben el roce de sus hijos con otros niños o adultos enfermos. Tal conducta no debe verse con 'malos ojos', por el contrario, debiera generalizarse en la población para minimizar los peligros".

PLAYA, SOL Y ARENA

Una combinación perfecta para quienes desean vivir a plenitud las vacaciones. Pero, ¡cuidado!, la exposición solar prolongada o en horarios de mayor incidencia de los rayos ultravioletas puede generar graves daños a la piel, entre ellas, la insolación. Esta afección se caracteriza por dolor de cabeza, mareo, confusiones, taquicardia y piel seca y caliente.

"Las quemaduras también son otra de las consecuencias, cuyos síntomas desaparecen en unos días. Sin embargo, no debemos menospreciar su impacto sobre la salud porque sus apariciones repetidas aceleran el envejecimiento y peor aún, pueden promover el cáncer cutáneo", señala la especialista.

Los lugares de veraneo también resultan propicios para la intimidad; personas que se conocen y en breve deciden mantener relaciones sexuales, incluso, sin protección. Bien dicen que el suceso imprevisto le acaece a cualquiera, y el amor y el deseo llegan a las horas más inesperadas, por eso nunca debe faltar el preservativo.

Hidalgo Pérez alerta, además, sobre los comportamientos inadecuados de quienes intentan demostrar sus habilidades en natación o en la pesca, y exponen sus vidas. "Los padres tienen que mantener una constante vigilancia, principalmente, en las áreas de baño; los niños siempre necesitan la mirada previsora del adulto, pues en esta etapa incrementa el número de ahogamientos".

Para tratar de prevenir tales situaciones cada año las autoridades sanitarias realizan campañas en zonas de recreación. "Queremos apelar al autocuidado y al cumplimiento de todas las normas establecidas para el baño. Aconsejamos no lanzarse al agua desde las alturas, no correr por los bordes de las piscinas y bañarse solo en lugares habilitados".

MÁS VALE PREVENIR

Los accidentes automovilísticos figuran entre los siniestros más frecuentes en el período estival. Por eso, la licenciada recomienda a los conductores revisar la mecánica de sus vehículos y respetar las capacidades antes de iniciar un paseo o viaje de ocio, así como usar siempre cinturón de seguridad.

Muy cercano a este peligro se halla el de las adicciones. En medio de la fiesta y el gozo, no pocos viajeros descuidan las elementales reglas de precaución. "Para los choferes, el consumo de bebidas alcohólicas se convierte en un enemigo potencial que no solo compromete la propia existencia, sino la de los pasajeros".

Esa sustancia, aun en pequeñas cantidades, merma las facultades de los conductores. Uno de los órganos afectados es la vista: las señales del tránsito parecen más pequeñas y se reduce la visión periférica, así como la capacidad de evaluar las distancias y fijar la mirada en objetos lejanos. Igualmente, se hace más lento el procesamiento de datos, los reflejos y la coordinación.

Es conocido que cuando alguien bebe con el estómago vacío, el volumen de alcohol en su sangre alcanza el máximo nivel después de media hora. Contrario a la creencia popular, el café, el aire fresco y el ejercicio no ayudan a recuperarse. Lo único que reduce el efecto de esta droga sobre el cuerpo es el paso del tiempo. Y no existen excepciones entre una u otra bebida; ya sea cerveza, vino o licor, todas tienen contenido de alcohol.

Un antiguo proverbio reza: "Sagaz es el que ha visto la calamidad y procede a ocultarse". Cierto es que la anticipación inteligente libra de las adversidades. Descansar, relajarse, programar unas jornadas felices en familia es un derecho de todos. Así que, sea precavido y haga del verano 2018 esa opción que tanto espera, de verdadero disfrute, sin contratiempos.

Visto 1938 veces Modificado por última vez en Domingo, 24 Junio 2018 11:32

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found