Sábado, 03 Marzo 2018 18:43

Cáncer de piel, amenaza silenciosa (+audios)

Escrito por Misleydis González Ávila

Las Tunas.- Aquel diagnóstico dio un vuelco a su vida. No olvida las palabras del especialista cuando le confirmó que padecía cáncer de piel. Al principio sobrevino la desesperación al saberse enferma con tantos sueños aún por cumplir.

"Pensé en mis hijos y en la nieta que viene en camino; no podía soportar la idea de no compartir sus días. La noticia fue realmente perturbadora; escuchaba las indicaciones del médico, pero mis pensamientos iban hacia otra dirección".

lunar-hombro

Los síntomas aparecieron poco tiempo atrás; sin embargo, el daño en su epidermis ya acumulaba años. "Un lunar que me acompañó desde siempre, un día comenzó a cambiar de aspecto. Primero no le di mucha importancia, hasta que sentí dolor y picazón cada vez que me tocaba. Entonces  decidí acudir a un dermatólogo y obtuve el resultado", dice.

"Tras unos análisis se determinó extirpar el lunar cancerígeno. Por suerte, la lesión no era de las más complicadas. Hoy recibo el adecuado seguimiento, además de cuidarme de los rayos solares".
Esta mujer de 55 años de edad confiesa y lamenta no haber recurrido a protección alguna contra el inclemente sol veraniego. "Me gustaba dorar la piel cuando iba a playas y piscinas. Por lo general, lo único que llevaba puesto era traje de baño. Mis amigos de la escuela reconocían, al mirarme 'despellejada', cuán intensas habían sido mis vacaciones.

"Aquel disfrute juvenil se revirtió en una pesadilla; nunca escuché las advertencias porque pensé que no me sucedería a mí. Recomiendo a las personas que traten de permanecer a la sombra. Siempre recogemos el resultado de las malas elecciones, y el cáncer es la información que jamás quisiéramos recibir".

Consejo de alguien que ha sufrido la enfermedad y todavía refleja el temor en el rostro. Ya no tiene manchas ni lunares "peligrosos", pero no puede asegurar que se deshizo de las huellas.

REALIDADES QUE ALARMAN

El cáncer de piel resulta el de mayor incidencia en Las Tunas dentro de las neoplasias malignas, y los municipios que más casos reportan son Puerto Padre, Jesús Menéndez, Majibacoa y la cabecera provincial. Aparece fundamentalmente a partir de los 60 años de edad y prefiere el sexo masculino.

Según Yamirka Ramírez Hidalgo, especialista de Primer Grado en Dermatología y coordinadora del Programa Provincial de Cáncer de Piel, aquí el carcinoma basocelular es el más frecuente, y le sigue el carcinoma espinocelular.

"El cáncer basal crece lentamente y en extensión; rara vez metastatiza, pero el espinocelular sí y puede verse en mucosas, dígase en la boca o zonas genitales. Al metastatizar a ganglios linfáticos puede provocar la muerte al afectado. De ahí la importancia de intervenir de manera oportuna".

Las lesiones inician, sobre todo, en áreas expuestas: la cara, los brazos, el tórax..., y comienzan como pequeñas pápulas, que crecen lentamente. Quienes no suelen realizarse el examen pueden demorar años para notar los signos de alteración.

La doctora explica que el tumor más agresivo es el melanoma maligno y se ve, generalmente, en edades más tempranas de la vida. Por eso las pesquisas también se realizan a los más jóvenes. Cada año, en la Campaña del Día del Lunar se habilitan varios puntos para detectar manifestaciones atípicas en la piel y luego darles un seguimiento.

Hoy están disponibles pruebas como la dermatoscopia para diagnosticar los padecimientos cutáneos. Existe, además, la posibilidad de operarlas y de realizar un estudio histológico que determina el tipo de cáncer.

Varios pacientes son favorecidos con el Heberferon, nuevo medicamento capaz de reducir o eliminar el carcinoma basocelular. "Al paciente lo evalúa un equipo multidisciplinario para llegar al consenso de si es o no tributario del fármaco. Los resultados en su uso son positivos", refiere Ramírez.

SIEMPRE ES MEJOR PREVENIR

doctora-YamirkaLa piel, mayor órgano del cuerpo, contiene células receptoras capaces de responder al dolor, al tacto y a la temperatura, y constituye la principal defensa del organismo contra el calor, el frío, los traumatismos, sustancias químicas y contaminantes. Impide, igualmente, que los fluidos penetren o se escapen.

Si bien la luz solar es esencial para vivir y en pequeñas dosis ayuda a nuestro organismo a sintetizar la vitamina D (vital para metabolizar el calcio y fortalecer los huesos), la radiación ultravioleta del sol puede ocasionar perjuicios irreversibles. "Está demostrado científicamente que inciden a largo plazo en la génesis de tumores", refiere la especialista.

Existen otros factores de riesgo como la tez, ojos y cabellos claros o quienes tienen antecedentes en la familia. Las personas que trabajan con productos contaminantes son propensas a padecerlo.

Aunque los protectores solares resultan de gran ayuda, las medidas más eficaces resultan el uso de ropa protectora (pantalones largos, camisas de mangas largas, sombreros de alas anchas, gafas) y sombrillas, así como evitar exponerse de 10:00 de la mañana a 4:00 de la tarde, horario en que los rayos son más intensos.

"Insistimos en la detección temprana de lesiones precancerosas como la queratosis actínica,  que se ven mucho en pacientes de piel blanca. Es muy importante acudir de inmediato al facultativo ante alguna modificación.

"Además de protegerse del sol y autoexaminarse, hay que mantener una dieta rica en frutas y vegetales. El agua nos hidrata y mantiene la piel más lozana y con mejores características", concluye.

A pesar de los avances médicos en la cura de esta afección es preferible asumir conductas preventivas desde la infancia, teniendo en cuenta que los perjuicios son acumulativos y luego aparecen en la adultez. Cuidar nuestra epidermis es también una manera de preservar la existencia.

 

Visto 3294 veces Modificado por última vez en Domingo, 04 Marzo 2018 01:04

Escriba su comentario

Post comentado como Invitado

0
  • No comments found